Agustín Muñoz Grandes

Agustín Muñoz Grandes
J mmue 65058 00001.jpg

Delegado de Asuntos Indígenas
2 de nov. de 1935-13 de junio de 1936

Ministro-secretario general de
FET y de las JONS
9 de ago. de 1939-16 de marzo de 1940

Ministro del Ejército
20 de julio de 1951-25 de feb. de 1957

Jefe del Alto Estado Mayor
6 de junio de 1958-11 de julio de 1970

Vicepresidente del Gobierno
11 de julio de 1962-22 de julio de 1967

Información personal
Nacimiento 27 de enero de 1896
Madrid
Fallecimiento 11 de julio de 1970
Madrid
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Partido político FET y de las JONS
Información profesional
Ocupación Político y militar Ver y modificar los datos en Wikidata
Rama militar
Rango Capitán General
Participó en
Distinciones
Firma Firma de Agustín Muñoz Grandes.svg
[ editar datos en Wikidata]

Agustín Muñoz Grandes ( Madrid, 27 de enero de 1896 - ibídem, 11 de julio de 1970) fue un militar y político español, conocido por haber tenido un papel relevante durante la Guerra Civil Española y la Dictadura franquista

Militar veterano de la guerra de Marruecos, tras la proclamación de la Segunda República fue el fundador y primer jefe de la « Guardia de Asalto». Tras el estallido de la Guerra civil se unió a las fuerzas sublevadas, llegando a mandar varias unidades militares a lo largo de la contienda; tras el final de las hostilidades alcanzó la graduación de general de brigada. Recién instaurada la Dictadura franquista fue nombrado Ministro-secretario general de FET y de las JONS, si bien las discrepancias internas con otros jerarcas de la dictadura le llevaron a presentar la dimisión a comienzos de 1940.

En el verano de 1941 recibió el mando de la División Española de Voluntarios —más conocida como «división Azul»— que fue enviada al Frente ruso en apoyo del ejército alemán. Muñoz Grandes granó una gran popularidad como jefe de esta unidad, llegando a ser condecorado por el propio Adolf Hitler. A su regreso a España ocuparía puestos relevantes en el seno de la Dictadura franquista, siendo capitán general de la Región militar de Madrid, ministro del Ejército o jefe del Alto Estado Mayor. En 1962, Franco le designó vicepresidente del Gobierno, lo que le convertió en una de las figuras más importantes del régimen. Hasta su fallecimiento, en 1970, fue una figura pública de cierta relevancia.

Biografía

Carrera militar

Nació en Carabanchel Bajo ( Madrid),[2]​ Al año siguiente fue gravemente herido, al recibir un impacto en el pecho en la batalla de Alhucemas. Rechazó ser ayudante del rey Alfonso XIII y prefirió seguir en la harka.

Tras la proclamación de la Segunda República, en 1931 asciende en la escala militar —al rango de teniente coronel— y pasa a estar adscrito al Cuerpo de Seguridad. El 23 de septiembre de 1933 fue nombrado por el gobierno de Manuel Azaña primer jefe y fundador del Cuerpo de Seguridad y Asalto,[2]

Desempeñó el puesto de Delegado de Asuntos indígenas en Marruecos,[1]​ entre 1935 y 1936.

Guerra Civil

Aunque trató de huir al comienzo de la Guerra Civil Española, fue rápidamente localizado y encarcelado en la cárcel Modelo de Madrid. Condenado a nueve años de prisión por la justicia republicana, su pena fue rebajada a dos años y medio y, posteriormente —por la mediación de los generales Miaja y Rojo— es indultado y se plantea su ingreso en el Ejército popular. El 21 de marzo de 1937 se traslada a Valencia para incorporarse a dicho ejército y aprovecha la circunstancia para fugarse a la zona sublevada. El 1 de abril ya se encuentra en zona sublevada.[8]​ Los avances de Muñoz Grandes le llevaron a entrar en Cataluña y alcanzar el río Segre.

Ascendido en la escala militar, posteriormente pasó a mandar el recién constituido Cuerpo de Ejército Urgel,[9]​ Hacia el final de la contienda ostentaba el rango de coronel, aunque tras la guerra fue ascendido a general de brigada.

Posguerra

El 9 de agosto de 1939 Franco constituyó su segundo gobierno, en el que Muñoz Grandes fue nombrado Secretario general de FET y de las JONS, con rango ministerial, en sustitución de Raimundo Fernández-Cuesta. Aunque furibundamente anti-monárquico, Muñoz Grandes no era ni tradicionalista ni antiguo falangista, y no tenía experiencia política alguna.[10]​ Serrano Suñer era el verdadero hombre fuerte en el partido único.

Poco después de ser nombrado, designó nuevos cargos en el seno de Falange: Ricardo Giménez-Arnau fue puesto al frente de la Falange Exterior, y Gerardo Salvador Merino fue nombrado delegado nacional de Sindicatos.[13]

Más tarde fue nombrado comandante de la 22.ª División y jefe de la comandancia militar del Campo de Gibraltar.[15]​ La operación, sin embargo, no llegó a desarrollarse y el asalto sobre Gibraltar fue abandonado debido a la neutralidad española en la contienda mundial.

División Azul

En julio de 1941, tras la Invasión alemana de la URSS, el dictador Francisco Franco le situó al frente de la unidad de voluntarios españoles que iba a combatir junto a los alemanes en la Unión Soviética, la llamada División Azul. Este nombramiento le concedió a Muñoz Grandes una gran popularidad y se convirtió en el centro de atención.[16]

Muñoz Grandes con uniforme alemán.

Meses más tarde, el comandante de la flamante División Azul llegó a mantener una entrevista con el dictador alemán Adolf Hitler en su cuartel general de Rastenburg, también conocido como la « Guarida del lobo». Por sus hechos de armas fue condecorado por Hitler con la Cruz de Caballero de la Cruz de Hierro con hojas de roble, una de las más altas condecoraciones militares alemanas. El dictador alemán, después del desinterés mostrado por Franco y la impotencia de Ramón Serrano Súñer, pensaba que Muñoz Grandes era un entusiasta partidario de que España entrase en la guerra, y que de hecho constituía un potencial reemplazo del propio Franco en la dirección del país.[18]

Cuando Muñoz Grandes regresó a España en 1943, fue ascendido a teniente general y nombrado jefe de la Casa Militar de Franco.[19]

Carrera posterior

Tras la Segunda guerra Mundial estuvo al frente de la I Región Militar durante algunos años. El 18 de julio de 1951 Franco formaba su octavo Gobierno, el del nuevo concordato con la Santa Sede y los acuerdos con los Estados Unidos, el mismo que el 1 de mayo de 1952 dio el tercer indulto general. En este gobierno Muñoz Grandes ocupó la cartera de ministro del Ejército,[20]​ posteriormente alcanzó el grado de capitán general, ocupando el número 52 desde la institución del cargo por el monarca Carlos III.

El gobierno necesitaba el apoyo norteamericano, la gran potencia mundial de su tiempo y dispuesta a estrechar lazos. Le correspondió la misión militar y diplomática más delicada: negociar los acuerdos con Estados Unidos. Mal administrador del Ministerio del Ejército,[24]​ siendo enterrado en el cementerio de Carabanchel Bajo.