Agripina la Mayor

Considerada en la Antigüedad una dama de espíritu noble y moralidad impecable, Agripina la Mayor es uno de los pocos miembros de la familia imperial que ha disfrutado de buena reputación tanto en las fuentes literarias contemporáneas a ella como en las posteriores.[1]​ Busto de Agripina la Mayor exhibido en el Museo Arqueológico Nacional de España.

Agripina la Mayor (en latín, Agrippina maior; 14 a. C.- 33) fue una dama romana del siglo I, miembro de la dinastía Julio-Claudia. Fue hija de Marco Agripa y Julia la Mayor, hija del emperador Augusto, y estuvo casada con Germánico, a quien acompañó en sus destinos civiles y militares en Germania y Siria. Fue madre de nueve hijos, seis de los cuales llegaron a la edad adulta. Uno de ellos llegó a emperador ( Calígula) y otra fue emperatriz ( Agripina la Menor).

Después de haber sido una de las mujeres más importantes del Imperio, cayó en desgracia tras la muerte de su marido en el año 19. Se enemistó con su suegro Tiberio y con Sejano, prefecto del pretorio, cuyas intrigas terminaron por enviarla al exilio en la isla de Pandataria donde murió a la edad de cuarenta y seis años.

Fuentes históricas

Las principales fuentes históricas para Agripina la Mayor son los tres grandes analistas y biógrafos altoimperiales: Tácito, que en los Anales cuenta la historia de Roma desde la muerte de Augusto hasta los últimos años de Nerón; Suetonio, que en Vidas de los Césares narra la biografía de los doce primeros césares (incluyendo a Julio César); y Casio Dion, que en Historia de Roma hace un relato cronológico desde la fundación de la ciudad hasta sus días. Una autobiografía de Agripina la Menor, perdida en la actualidad, incluía una semblanza de su madre y pudo ser usada como fuente por otros autores.[3]

Other Languages