Agricultura industrial

La agricultura industrial es aquella agricultura que se centra en la producción masiva de productos hechos para la satisfacción de el hombre y lleva un alto nivel de tecnificación y necesita una alta inversión de capital, energía y otros recursos, requiriendo normalmente trabajo externo y ayuda de especialistas. Es dudoso que sea sostenible en ausencia de una fuente masiva de energía barata como la obtenida, con alto costo ambiental, de los combustibles fósiles para el ser humano.

Una característica esencial es la orientación en las explotaciones agrícolas y ganaderas hacia un producto determinado, y esto da lugar a los monocultivos.

A diferencia de la <<Agricutura agroecológica>> ésta extrae una mayor producción al cultivo, de manera que el negocio se hace más rentable. Estas son las principales ventajas de la agricultura industrial:

  • Se puede sacar -como ya se ha dicho anteriormente- un mayor provecho al cultivo industrial
  • Hay más diversidad de alimentos
  • Se puede extraer una gran cantidad de cultivo asequible respecto a la producción de vegetales,alimentos y etc.Muchas de estas son importantes para la vida cotidiana y el bienestar de el ser humano.

Es la última etapa del proceso de intensificación de la agricultura que lleva a un desplazamiento de la agricultura de mediana escala para dar paso a la gran industria del campo, integrada a los agro negocios y a las cadenas de exportación.[1]

Referencias

  1. «Industrial agriculture - New World Encyclopedia». www.newworldencyclopedia.org. Consultado el 13 de julio de 2016.