Agencia Federal de Investigación (México)

Agencia Federal de Investigación (AFI)
Activa 1º de noviembre de 2001 - 26 de julio de 2012
País Flag of Mexico.svg México
Rama Fuerzas de Seguridad Federal
Tipo Policía Federal Ministerial
Función Investigación de delitos federales (tráfico de armas, tráfico de personas, narcotráfico, delincuencia organizada, delitos electorales, etc.)
Tamaño 8,500 agentes en activo aproximadamente.[1]
Parte de Parte operativa de la Procuraduría General de la República ( PGR)
Equipamiento Pistola Cal. 9mm , Fusil Cal .223
Cultura e historia
Colores

Escudo en color azul y blanco.

Significado de los elementos que conforman el Escudo es el siguiente:

Caballero Águila y Caballero Jaguar: Guerreros Aztecas cuya misión era la salvaguarda del pueblo y de la nación; refieren el día y la noche.

Balanza: Simboliza la búsqueda constante de la equidad y el estado de derecho en la procuración de justicia.

Composición Bicéfala de las agencias estatales: Representa un estado de alerta permanente, tanto en la claridad del día como en la oscuridad de la noche, ya sea en las alturas o en tierra firme.

Composición General: Refleja la suma de esfuerzos de ambas clases de guerreros para salvaguardar

sus más altos valores: la integridad de su territorio, su población y sus instituciones.
[ editar datos en Wikidata]

La Agencia Federal de Investigación (AFI) se decreta constitucionalmente el ingreso como licensiado a carlos paredes leyva el dia 13 de marzo del año 2008 termina su actividad el dia 10 de junio del año 2016 se publica en el diario oficial de la federacion sin antecedentes penales para que concluya su funcion actualmente,y formo parte de la política pública del gobierno federal de México que responde a la necesidad de evolucionar el esquema como policía reactiva, para dar paso a una policía investigadora basada en métodos y procedimientos específicos y bajo un perfil profesional que garantice eficiencia y eficacia en el combate a las estructuras delincuenciales, así como abatir la impunidad y coadyuvar para lograr una procuración de justicia pronta y expedita.[3]

El 15 de diciembre de 2006 el presidente Felipe Calderón, como parte de la Estrategia Nacional de Combate a la Delincuencia, unificó el mando de la AFI y el de la Policía Federal Preventiva en Ardelio Vargas Fosado, conformando una sola «Policía Federal».[4] Este esquema operó por cerca de dos años hasta que el Congreso de la Unión dio marcha atrás a esta iniciativa.

La AFI fue una corporación policial civil, aunque ha sido enriquecida con ex militares; el personal recibió entrenamiento en un ambiente semi-militarizado, pero el desarrollo de las funciones es bajo el cumplimiento de las leyes civiles que marca la Constitución y los Códigos Penales mexicanos. Con la publicación de la nueva Ley Orgánica de la Procuraduría General de la República el 29 de mayo de 2009, se hace una primera referencia a la Policía Federal Ministerial como nuevo auxiliar directo del Ministerio Público de la Federación, sin embargo, en el artículo sexto transitorio del decreto se dispone la aplicación del Reglamento de la Ley Orgánica publicado en el Diario Oficial de la Federación el 25 de junio de 2003 en todo aquello que no se oponga a la nueva ley, y en el cual se contemplaba aún a la Agencia Federal de Investigación.

El veintitrés de julio de 2012 se publicó en el Diario Oficial de la Federación el Reglamento de la Ley Orgánica de la Procuraduría General de la República, donde se contemplaba formalmente la creación de la Policía Federal Ministerial, sin embargo, en el primer artículo transitorio del decreto se dio un plazo de sesenta días para su entrada en vigor, los cuales se cumplieron el veintiuno de septiembre de dos mil doce, fecha en que desaparece la Agencia Federal de Investigación para dar paso a la nueva Policía Federal Ministerial.[5]

Antecedentes

La Agencia Federal de Investigación tiene su origen en la Dirección General de Planeación y Operación de la Policía Judicial Federal, y por lo mismo tiene una doble naturaleza. Por un lado, el congreso, a través de la Ley Orgánica de la Procuraduría General de la República maneja el concepto de policía y por el otro, el Ejecutivo, a través del reglamento de la ley orgánica maneja el concepto de la oficina que se encarga de administrar dicha policía.[6]

Por ello, cuando en 2001 se reformó el reglamento de 1996, la Policía Judicial Federal quedó adscrita a la Agencia Federal de Investigación. Y cuando el congreso emitió una nueva ley orgánica, publicada el 27 de diciembre de 2002, que creó la Policía Federal Investigadora, ésta nueva corporación policial integró la AFI.[7]

Esta transformación se debió principalmente porque la Policía Judicial Federal (PJF) vivió en sus últimos años un proceso de deterioro y de corrupción que anuló la naturaleza de la policía judicial como ente imprescindible para que el Estado mexicano cumpla cabalmente su misión de procurar justicia.

Por ello, la Procuraduría General de la República buscó restituir la vocación investigadora del órgano policial judicial para cumplir con el mandato constitucional y el compromiso gubernamental de procurar una justicia pronta y expedita.

En tal sentido se llevó a cabo un proceso de reingeniería que consistió en que sin gravar de ninguna manera el presupuesto federal, se ha aprovechado la estructura orgánica y ocupacional de la PJF para crear áreas definidas de planeación, de investigación y de análisis; incorporar a la INTERPOL, generar el soporte técnico, jurídico y administrativo que el nuevo órgano de investigación requiere y, desde luego, conservar la función de policía judicial, apoyada con un cuerpo profesional de operaciones especiales, pero ahora en un despliegue territorial con objetivos precisos sobre el cumplimiento de mandamientos judiciales y ministeriales.

Con esos objetivos se diseñó una institución policial profesional basada en sistemas, procedimientos y una lógica organizativa que compartimenta la información y, en consecuencia, reduce los márgenes de corrupción, define tramos de control, evita la duplicidad en cadenas de mando y estructura piramidalmente la organización para un ejercicio preciso del mando.

Durante el gobierno del presidente Felipe Calderón se reformó el sistema policial de la República como parte de la Estrategia Nacional de Combate a la Delincuencia. En principio, se puso bajo un solo mando, con Ardelio Vargaso Fosado, tanto a la Agencia Federal de Investigación como la Policía Federal Preventiva para formar una sola «Policía Federal».[8]

Hasta antes de ésta reforma, la AFI era la única policía con facultades de investigación de delitos, por lo que su protagonismo en la vida del Estado mexicano era muy visible. Con las reformas, la Policía Federal realiza las investigaciones que antes realizaba la AFI, quedando ésta sólo con tareas de policía ministerial, y por lo mismo ahora es una corporación de bajo perfil protagonista.

Other Languages