Aeropuerto de Valladolid

Aeropuerto de Valladolid
IATA: VLL
OACI: LEVD
Aeropuerto de Valladolid 2006.jpgTerminal del aeropuerto.
VLL/LEVD ubicada en Provincia de Valladolid
VLL/LEVD
VLL/LEVD
Localización del Aeropuerto de Valladolid en la Provincia de Valladolid
Sumario
Tipo Base Aérea abierta al tráfico civil (militar y civil)
Operador AENA
Sirve a Valladolid, Palencia, Zamora, Medina del Campo
Ubicación Villanubla,
Banderaprovvalladolid.svg Provincia de Valladolid,
Flag of Castile and León.svg Castilla y León,
Flag of Spain.svg  España
Elevación 846 m / 2776 pies ( msnm)
Coordenadas 41°42′22″N 4°51′07″O / 41.706111111111, 41°42′22″N 4°51′07″O / -4.8519444444444
Pistas
Dirección Largo Superficie
metros pies
05/23 3.000 9.842 Asfalto
15/33 900 2.976 Tierra
Estadísticas (2015)
Pasajeros 218.293
Diferencia 14-15 Decrecimiento 2,4%
Operaciones Crecimiento 4.650
Carga ( t) Crecimiento 71,5
Fuente: Aena[1]
[ editar datos en Wikidata]

El aeropuerto de Valladolid ( código IATA: VLLcódigo OACI: LEVD), anteriormente conocido como Aeropuerto de Villanubla, Aeropuerto de Valladolid-Villanubla o Base aérea de Villanubla, está situado en el término municipal de Villanubla en la provincia de Valladolid, comunidad autónoma de Castilla y León, España, a 10 km al oeste de la capital provincial.[2] Para llegar desde Valladolid hay que circular por la  N-601  o la  A-60 .

El aeropuerto tiene un horario de apertura y cierre de 8:30 a 21:15 hora local.

Historia

Terminal del Aeropuerto de Valladolid.
Bases Aéreas del Ejército del Aire de España.

Precedentes

No fue hasta 1910, cuando se construyó el primer aeródromo en Valladolid. Este primer aeropuerto se situó junto a la Academia de Caballería de Valladolid, en pleno centro de la ciudad. Su posición estratégica, prácticamente en el centro del norte peninsular, convirtió a Valladolid en un punto obligado de paso para todo aquel que desease dirigirse al sur peninsular, así como, para todo aquel que desease dirigirse a la capital española. No menos importante, fue el gran potencial militar basado en Valladolid, no sólo a principios del siglo XX, sino que continúa manteniéndose hoy en día como una de las ciudades de España con más infraestructura militar, a pesar de, la merma de los últimos años en este campo. Un año más tarde, se produjo la inauguración del segundo aeródromo de la ciudad. El aeródromo de La Rubia, fue el primero construido en las afueras de la ciudad. Este aeródromo, fue, además, el primer aeródromo completamente militar; aunque, como con el anterior, también desapareció. Por último, aunque, no por ello menos importante, quedaría citar otro aeródromo, inaugurado el año 1913, en la zona de San Isidro, sin otra intención que ser otro punto de referencia para los pilotos de la época, ayudando además, a reducir los aviones en el centro ciudadano. Como los otros dos aeropuertos, este aeródromo pasó a la historia, aunque, tras las oportunas modernizaciones, hoy en día, es posible recorrer parte de la pista, como calle urbana de la ciudad.

Los inicios

A pesar de contar Valladolid, con tres aeródromos activos, la necesidad de crecimiento de la ciudad hizo plantear la existencia de los tres inviable para el desarrollo urbano, y, por ello, el ayuntamiento vallisoletano comenzó a buscar un lugar amplio y, no muy alejado de la capital, en el año 1921. Este año, el ayuntamiento, comenzó a realizar las primeras gestiones para localizar el lugar más idóneo, y, cuyos habitantes estuvieran de acuerdo en ceder los terrenos necesarios. Los años pasaron sin obtener resultado alguno, y, mientras el ayuntamiento incrementaba sus esfuerzos, algunos sectores comenzaron a dudar de la posibilidad de poder contar con un aeropuerto práctico en Valladolid. No fue hasta 1936, es decir, quince años después de comenzar a buscar una nueva localización para el aeropuerto de Valladolid, cuando, la población del municipio de Villanubla, cedió 700.000 para la construcción del nuevo aeropuerto. Sin embargo, no fue hasta 1938, cuando, se efectuó finalmente, la inauguración del aeropuerto, ocupando buena parte del espacio que, hoy en día, sigue ocupando el actual aeropuerto.

La entrada militar

En 1939, tras el fin de la Guerra Civil, y, ya durante la época franquista, se instaura en el aeropuerto, la que sería la 1.ª Brigada Aérea; a la vez que, el aeropuerto se convertía, no solo en el único aeródromo en Valladolid, sino que, este movimiento, también supuso, que, desde 1936 se cerrase la puerta al tráfico civil en la ciudad. En 1940, se establece el 16º Regimiento, aumentando la dotación militar en el aeropuerto. Como colofón final, un año más tarde, se establece el 33º Regimiento, con el que finalizó, por el momento, la dotación militar en el aeropuerto.

Las primeras modernizaciones

Tras el final de la Guerra Civil, hubieron de pasar diez años hasta que en 1946 se declaraba definitivamente abierto de nuevo el aeropuerto al tráfico civil. No obstante, aun hubo que esperar tres años más, a mediados de 1949, cuando, se efectúa la inauguración del Real Aeroclub de Valladolid, cuyo edificio sigue aun en pie, y cuenta con la única cafetería al aire libre del aeropuerto. Unos años después, durante los años 1951 y 1952, se efectuó un compactamiento de pista, para permitir pasar de la clásica pista de tierra y hierba, a una pista mucho más resistente y capaz de asumir un mayor peso de los aviones en aterrizaje; como complemento, se dotó al aeropuerto de nuevas ayudas luminosas para facilitar los aterrizajes en condiciones de baja visibilidad. Sin embargo, una nueva cancelación de los permisos de uso aeroportuario redujo las posibilidades de mejorar y equiparar al aeropuerto de Valladolid con aquellos de ciudades similares.

Las últimas mejoras

CASA C-295M del Ejercito del aire a punto de aterrizar en la base militar.

No sería hasta 1972, cuando se retomarían las actuaciones en el aeropuerto de Valladolid. Estas mejoras son, además, el principio del aeropuerto actual, y es que, prácticamente todo el aeropuerto actual, es el resultado de las intervenciones realizadas entre 1972 y 1973. En este momento, se construyen las calles de rodadura, la plataforma de estacionamiento, y la urbanización externa. Todos estos, son los que aun perduran en el aeropuerto vallisoletano. También se construyó, en esta segunda actuación en el aeropuerto, la primera terminal, aunque, en este último caso, si ha desaparecido para dejar su lugar a la terminal actual.A pesar de que esta terminal estaría condenada a desaparecer, sí se efectuaron en ella ciertas mejoras.

Así, en 1982, sólo nueve años después de la inauguración de la terminal, se realiza la única actuación remarcable de ampliar la zona de llegada, la cual, con el tiempo pasó a un segundo plano, debido a que en ese mismo año, también se instaló el primer ILS del aeropuerto. El ILS instalado era de categoría I, y se ubicó en la pista 23, y ha permanecido activo durante casi veinticinco años, hasta que fue cambiado por un nuevo ILS de categoría II/III. La actuación de instalación del ILS en categoría I se consideró como de gran importancia para el aeropuerto, debido a las dificultades para aterrizar durante el invierno, asociado a las frecuentes y densas nieblas que aparecían por la zona aeroportuaria.

En 1990, se produce una nueva actuación en pista, pues, es en este año cuando se amplía la pista hasta los 3.000 metros. Después de esta actuación habría que esperar hasta el año 2000, con la inauguración de la nueva terminal, para ver de nuevo actuaciones en el aeropuerto. El 27 de diciembre de 2005, el aeropuerto inauguró una ampliación de plataforma de 5.200 metros cuadrados, destinados al deshielo de los aviones. Esta actuación, teniendo en cuenta la localización del aeropuerto, se puede considerar vital para los vuelos, puesto que en Valladolid, pueden registrarse temperaturas de hasta más de diez grados bajo cero, y durante el invierno, hay presencia de hielo el 80% de los días. Para el verano de 2006, se inauguró la nueva sala de embarque, en lo que ha sido, la última actuación hasta la actualidad en la terminal del aeropuerto de Valladolid.

Finalmente, el 19 de marzo de 2007, se consideró como totalmente concluida la instalación del ILS en categoría II/III, que posibilitó reducir las cancelaciones y los desvíos en un 78%.

Tras la reforma del edificio terminal, inaugurado en el año 2000, y la llegada de compañías aéreas de bajo coste en 2003, el aeropuerto de Villanubla se ha convertido en uno de los núcleos principales de pasajeros de Castilla y León.[3]

Other Languages