Aeropuerto Capitán Vicente Almandos Almonacid

Aeropuerto Capitán Vicente Almandos Almonacid
IATA: IRJ
OACI: SANL
Sumario
Tipo Público
Operador Aeropuertos Argentina 2000[1]
Sirve a La Rioja (Capital)
Elevación 498 m / 1633 pies ( msnm)
Coordenadas 29°22′53″S 66°47′45″O / 29°22′53″S 66°47′45″O / -66.795833333333
Pistas
Dirección Largo Superficie
metros pies
03/21 2860 9377 Asfalto
Estadísticas (2016)
Pasajeros 63.096[2]
Operaciones aéreas 1843[2]
Cargo (TM) 112[2]
[ editar datos en Wikidata]

El Aeropuerto Capitán Vicente Almandos Almonacid 3 4 ( FAA: IRJ - IATA: IRJ - OACI: SANL), es un aeropuerto inaugurado el 11 de octubre de 1948 que se encuentra ubicado a 6 km al noroeste de la ciudad de La Rioja, en la Provincia de La Rioja. Fue bautizado en honor a Vicente Almandos Almonacid[3] en el año 1972, pionero de la aviación en Argentina. Actualmente es base operativa de medios aéreos del Plan Nacional de Manejo del Fuego.

Historia

El Aeropuerto Capitán Vicente Almandos Almonacid comenzó a operar el 11 de octubre de 1948, con una pista cuya orientación era 18/36, de 1,200 metros de longitud.

En 1949 la pista fue ampliada a 1,860 por 40 metros de ancho, con una superficie de tierra compactada, hecho que le posibilitó recibir aeronaves Viking de la Fuerza Aérea Argentina, que cumplían los vuelos LADE y unían la ruta aérea La Rioja con El Palomar, Santa Rosa, Río Cuarto, San Luis y Córdoba, con pernocte en La Rioja; estos vuelos eran cubiertos una vez por semana.

El primer edificio de la terminal de pasajeros se inauguró el 26 de mayo de 1951, y hasta esa fecha solo se contaba con la pista de tierra y una plataforma de 30 por 30 m de hormigón, ubicada en el sector oeste de la pista. Este edificio poseía una galería, oficina para jefatura, sala de espera, oficina meteorológica y torre de control. Su configuración era de estilo colonial, con techos de tejas a dos aguas. A partir de ese año, inició sus vuelos regulares Aerolíneas Argentinas.

En 1969 se construyó la nueva pista, orientación 03/21, de concreto asfáltico con cabeceras y plataformas de hormigón armado, con una extensión de 2,860 por 30 metros de ancho, hecho que permitió a Aerolíneas Argentinas incorporar al servicio en La Rioja aeronaves tipo Carabelle, que posteriormente fueron reemplazadas por el Boeing 737.