Aerolíneas Argentinas

Aerolíneas Argentinas
Alta en el cielo
Aerolíneas Argentinas Logo 2010.svg
Airbus A340-313X, Aerolineas Argentinas JP7734180.jpg
Airbus A340 a punto de aterrizar en el Aeropuerto de Barcelona-El Prat.
IATA
AR
OACI
ARG
Indicativo
ARGENTINA
Fundación 7 de diciembre de 1950 (66 años)
Aeropuerto principal
Aeropuerto secundario
Sede central Bandera de la Ciudad de Buenos Aires.svg  Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Flag of Argentina.svg  Argentina
Flota 79 (+20 pedidos) (Incluye Austral Líneas Aéreas)
Destinos

60 (incluye Austral Líneas Aéreas)

  • Nacionales: 36
  • Internacionales: 24
Filial
Alianzas SkyTeam[1]
Programa de viajero Aerolíneas Plus
Compañía Estado argentino
Director ejecutivo Isela Costantini
Página web aerolíneas.com.ar
[ editar datos en Wikidata]

Aerolíneas Argentinas es la línea aérea de bandera de la República Argentina, dedicada al transporte comercial de pasajeros, siendo la mayor aerolínea de ese país y una de las compañías aéreas líderes de América Latina. Es considerada como una de las aerolíneas más seguras del mundo.[3]

Miembro oficial de la alianza SkyTeam, siendo el primer y único socio sudamericano,[4] realiza vuelos a más de 60 destinos nacionales e internacionales, llegando a Sudamérica, el Caribe, América del Norte y Europa. Actualmente se encuentra en pleno proceso de expansión con los destinos a nivel mundial.

Su principal base de operaciones es el Aeropuerto Internacional de Ezeiza.

Aerolíneas Argentinas no solo encabeza el mercado aéreo de Argentina, sino que también es la línea aérea más utilizada en Uruguay, dada la quiebra de la antigua compañía uruguaya Pluna, como así también es la aerolínea que más destinos sirve en el Mercosur. En tanto, es la mayor aerolínea estatal de todo el continente americano y el Hemisferio Sur, y el cuarto operador más importante de Sudamérica, luego de los grupos de aerolíneas LATAM, GOL y Avianca Holdings.[5]

Aerolíneas Cargo, es miembro oficial de SkyTeam Cargo.

En 2015, la empresa logró un nuevo récord transportando a más de 10 millones de pasajeros.[6]

Desde 2009, el gobierno argentino está a cargo nuevamente de la empresa. Modernizó la flota, adquirió simuladores de vuelo y creó nuevas rutas de vuelo intercontinentales, nacionales y regionales. [10]

Tiene su sede en la Torre Bouchard en Buenos Aires.[12]

Historia

Aerolíneas Argentinas nació en 1950 por un decreto del presidente Juan Domingo Perón, mediante la unión de cuatro aerolíneas.[14]

Antecedentes

Douglas DC-4 de Aerolíneas Argentinas.

El primer antecedente de Aerolíneas Argentinas es la creación de la empresa Aeroposta Argentina S.A., como filial de la Compagnie Genérale Aéropostale de Francia, el 5 de septiembre de 1927.[18] Por problemas económicos y políticos, en 1931 la empresa suspendió sus servicios y el Estado Nacional la autorizó a funcionar bajo la órbita del Ministerio del Interior y de la Dirección General de Correos y Telégrafos por el término de 6 meses. Esta primera aerolínea estatal es conocida como la “Aeroposta Nacional”, solamente a los fines jurídicos. En 1932 las autoridades del Poder Judicial cambian la denominación jurídica e igualan los nombres de la empresa: Aeroposta Argentina S.A, comenzando a volar el 1 de junio de ese mismo año.

El 4 de septiembre de 1940, comienza a volar L.A.S.O. (Líneas Aéreas del Sudoeste), que extiende sus rutas el 6 de enero de 1944 dando origen a L.A.N.E. (Líneas Aéreas del Noreste), en ese mismo año se crea el transporte de correspondencia denominado S.A.D.E. (Servicio Aeropostal del Estado).[20] Mediante el Decreto No 9.358/45, esta Secretaría establece la primera Política Aérea Nacional que fija como parámetro central que las rutas de cabotaje deberán ser realizadas con preferencia por el Estado o por medio de empresas mixtas nacionales creadas al efecto, con domicilio en el país, socios argentinos nativos y acciones nominativas, poseyendo el Estado Nacional el 20 % de las mismas, pero a su vez garantizando una rentabilidad asegurada del 5 % anual al capital privado restante. De esta manera, El Estado Nacional y los socios del sector privado crean las “Sociedades Mixtas”:

Constitución como Aerolíneas Argentinas (1950-1990)

HS 748 de Aerolíneas Argentinas.

Las Sociedades Mixtas: Aeroposta Argentina, A.L.F.A., FAMA y Z.O.N.D.A., pasaron a formar parte del patrimonio del Estado, mediante el Decreto No 10459 sancionado por el Poder Ejecutivo a cargo de Juan Domingo Perón, comenzando a operar el 14 de mayo de 1949, aunque no fue sino hasta el 7 de diciembre de 1950 en que es oficialmente creada como Aerolíneas Argentinas Empresa del Estado, por intermedio del Ministerio de Transporte argentino.[21]

A grandes rasgos, Aerolíneas hereda los hidroaviones Short S25 Sandringham de A.L.F.A., con los que realiza los servicios sobre el Río de la Plata hasta Montevideo y sobre el litoral hasta Asunción. Los Douglas DC-3 de Aeroposta y Z.O.N.D.A., que permitieron volar a destinos de cabotaje que eran inaccesibles hasta entonces, así como mantener las rutas internacionales de FAMA, empresa de la cual recibe los Douglas DC-4, con los que inaugura servicios a Santiago de Chile, Lima, Santa Cruz de la Sierra y São Paulo y los Douglas DC-6, que le permitieron, por primera vez, la realización de vuelos nocturnos que llevaron el nombre de Aerolíneas Argentinas a destinos como Nueva York, La Habana, Lisboa, Dakar y Río de Janeiro. También de FAMA recibe por último los Convair 240 que se incorporan en julio de 1951. Apenas creada Aerolíneas se inauguraron los servicios regulares a Nueva York. La base de la flota eran 36 aviones Douglas DC-3, y para los vuelos a Europa y Estados Unidos se utilizaban los flamantes DC-4. La flotilla de hidroaviones Sandringhan servía para atender los servicios al Litoral.[22]

Para este tiempo Argentina no contaba todavía con ningún aeropuerto de proporciones, por lo que el gobierno de Juan Domingo Perón construyó el Aeropuerto Internacional de Ezeiza, inaugurado en 1949, para satisfacer esa necesidad. Aerolíneas estableció allí la base de sus operaciones comerciales. Fueron clave para el crecimiento de Aerolíneas los nombres de Alfonso Aliaga García y Dirk Wessel Van Layden, quien había sido piloto de la línea aérea francesa Aéropostale y tuvo gran influencia en la mejora de la calidad de los vuelos.

En diciembre de 1951, después de tan solo un año de operaciones la Sociedad Interamericana de Prensa la designó como la mejor empresa aerocomercial del mundo, por su eficiente organización y la calidad de sus servicios.[22]

Boeing 747 SP de Aerolíneas Argentinas luciendo el esquema que utilizó hasta antes de su privatización.

En abril de 1958 el presidente de la empresa Juan José Güiraldes convenció al Presidente argentino Arturo Frondizi de comprar seis nuevos aviones jet Comet IV, que recientemente habían inaugurado los vuelos comerciales en jets a nivel mundial, con la condición de que Aerolíneas los pagaría más tarde. Fue así que Aerolíneas recibe, el 2 de marzo de 1959 en el Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini, el primer jet de este tipo con el nombre de Las Tres Marías, adelantándose una vez más, a las otras compañías aéreas de Sudamérica y con los que mantuvo un crecimiento sostenido durante los años '60, inaugurando el 19 de mayo de 1959 el vuelo en jet a Europa ( Londres, Madrid, París y Roma) y el 30 de ese mismo mes a los Estados Unidos. Cabe destacar que Aerolíneas fue la primera compañía en volar reactores en Latinoamérica.

En abril de 1960 quedan fuera de servicio los hidroaviones y en noviembre de ese año, los jets realizan los primeros vuelos de cabotaje, uniendo Ezeiza con Bariloche. En enero de 1962 se incorporan los Sud Aviation Caravelle III y los Avro 748 para las rutas nacionales, en reemplazo de los Douglas DC-3 y DC-4. En 1963 se inauguró la ruta a La Paz, Bolivia.

A partir del año 1965, comenzó el reemplazo de los Comet IV por los Boeing 707-387 "Intercontinental" y gracias a esta última incorporación se comenzó a volar a Fráncfort, Alemania.

En enero de 1970 comienza a operar en forma regular el primero de los Boeing 737-200 (cuatro básicos y dos cargueros y más tarde tres "Advanced" y tres "Super-Advanced") encargados a Boeing y se desprograma definitivamente el Comet IV.

En 1975 se incorporan los Fokker F-28 y el 31 de diciembre de 1976 se recibe al primer Boeing 747-200. Ese año, la empresa llamó a un concurso de proyectos arquitectónicos para su nueva sede en la esquina de las calles Rivadavia y Perú, a metros de la Plaza de Mayo. La propuesta ganadora fue de los arquitectos Clorindo Testa, Héctor Lacarra y Francisco Rossi, y el antiguo edificio —que había pertenecido a la tienda Gath y Chaves—, fue completamente transformado a un estilo moderno, y adecuado a la nueva función que tendría. Entre los años 1977 y 1978 comienza a funcionar el sistema de reservas y ventas automatizado. Entre los años 1977 y 1978 debido al auge de los pasajes aerocomerciales y debido al mundial de Fútbol a realizarse en Argentina, la aerolínea comienza a funcionar con un sistema de reservas y ventas automatizado.[23]

A partir de 1978 los Boeing 727-200 operan desde Córdoba y Jujuy con salidas internacionales. También se abrieron nuevos destinos como Bogotá, Caracas, Ciudad de México, Miami, Los Ángeles y Montreal.

Aerolíneas apareció en varias películas de Jorge Porcel de la época y junto con una reforzada estrategia de publicidad, comenzó a vender licencias a empresas fabricantes de juguetes para que produjeran modelos de sus aviones, una práctica que se mantiene hasta hoy en día.

En 1979 por decreto N° 808 del Poder Ejecutivo, Aerolíneas Argentinas se transformó en Sociedad del Estado. En 1980 se incorporó a la flota el Boeing 747SP y se abrieron las primeras rutas transpolares hacia Melbourne, Australia y Auckland, Nueva Zelanda.

Gestión Iberia y posterior SEPI (1990-2001)

Airbus A340-200 de Aerolíneas luciendo el esquema ibérico que utilizó durante esta gestión.

En 1990, luego de que se cambiara su tipo societario de Sociedad del Estado a Sociedad Anónima (ARSA), la empresa fue vendida por el gobierno de Carlos Menem a la estatal española Iberia . La compañía se transfirió sin ningún pasivo, ya que antes el Estado absorbió su deuda, que ascendía. Los españoles pagaron 1610 millones de dólares en títulos públicos y apenas 260 millones en efectivo, para conseguir el dinero se endeudaron y transfirieron el pasivo a la cuenta de la propia Aerolíneas Argentinas. Tras comprar toda la compañía los españoles comenzaron a liquidar prácticamente todo. Vendieron oficinas comerciales en el país y el exterior, los simuladores de vuelo y las 28 aeronaves que conformaban la flota. También desmantelaron los talleres y levantaron decenas de rutas y escalas. La situación no mejoró y en el año 2000 se declararon en convocatoria de acreedores.[24]

Durante esta etapa se vendieron aeronaves antiguas y muchas propiedades y algunos activos fueron dados en préstamo. Los problemas internos de Iberia y de sus filiales la llevaron a la bancarrota en 1994, momento en el que las acciones de Aerolíneas pasan a la Sociedad Española de Participaciones Industriales, ente público de participaciones industriales del Estado español. Durante esta etapa Aerolíneas unió sus operaciones con la línea aérea de cabotaje argentina Austral Líneas Aéreas. Hacia fines de los años 1990 la empresa estuvo técnicamente en bancarrota. El gobierno español intentó vender sus acciones a American Airlines, que manejó la aerolínea por nueve meses, pero desestimó la oferta.[25]

En junio de 2001, Aerolíneas sufrió la peor crisis en su historia, se suspendieron vuelos a siete destinos internacionales y la aerolínea entró en convocatoria de acreedores (suspensión de pagos). En octubre del mismo año, el control de Aerolíneas Argentinas y Austral Líneas Aéreas se cedió al Grupo Marsans (un consorcio español formado por las aerolíneas privadas Spanair y Air Comet), que adquirió el 92,1% de las acciones. La Auditoría General de la Nación estableció entonces que Aerolíneas Argentinas había quedado, luego de dieciocho años de gestión española, con un patrimonio negativo de 2500 millones de pesos y un pasivo de 890 millones de dólares.[27]

Gestión Grupo Marsans (2001-2008)

Boeing 747-400 de Aerolíneas Argentinas, luciendo el esquema que utilizan las aeronaves desde la gestión del Grupo Marsans.

Luego de estar al borde del cierre durante casi todo 2001, combinado con los efectos adversos sobre la industria de los atentados del 11 de septiembre de 2001 y la crisis económica argentina. Aerolíneas clausuró los servicios internacionales por unos días a principios del año 2002. Tras recibir una inyección de capital (US$ 50 millones del Grupo Marsans) pudo retomar la prestación.

En 2002 la empresa salió de la convocatoria de acreedores luego de que un juez de Buenos Aires aceptó la reestructuración de su deuda. Ya por estas fechas Aerolíneas poseía una flota de aviones Airbus A310, Airbus A340-200, Boeing 737-200, Boeing 747-200, McDonnell Douglas MD-83 y McDonnell Douglas MD-88.[ cita requerida]


El 6 de diciembre de 2004, el Grupo Marsans crea Aerolíneas del Sur, filial chilena de Aerolíneas Argentinas con aeronaves y recursos propiedad de Aerolíneas. En 2005 el Grupo Marsans intento crear Aerolíneas del Perú como filial peruana de Aerolíneas Argentinas.[29]

Hacia fines de 2007 y principios de 2008 Aerolíneas entró en otra crisis debido al mal servicio, cancelaciones y demoras en vuelos, pasajeros varados. Durante ese periodo el Grupo Marsans se encontraba en plena negociación con el empresario argentino Juan Carlos López Mena dueño de Buquebus, empresa que se dedicada al transporte fluvial de pasajeros entre Argentina y Uruguay, el empresario argentino no aceptó la compra, ya que Aerolíneas arrastraba una deuda millonaria. Se denunció que el Grupo Marsans utilizó a Aerolíneas Argentinas para beneficiar sus empresas.

Logotipo antiguo que utilizó Aerolíneas Argentinas hasta el 9 de junio de 2010.

El Grupo Marsans transfirió dinero, aviones y combustible para mantener las operaciones de Air Comet y Air Comet Chile. Antes de controlar a la empresa argentina, el Grupo Marsans poseía a Air Plus Comet una empresa aérea española dedicada a vuelos chárters. El Grupo Marsans transfirió temporalmente en 2001 aviones propiedad de Aerolíneas Argentinas a la empresa española Air Plus Comet que luego fueron devueltos totalmente destrozados e imposibles de reparar. Además se supo, gracias a investigaciones periodísticas, que Air Comet cargaba combustible en sus aviones y luego lo facturaba como si hubiese sido cargado en una aeronave de Aerolíneas Argentinas, incrementando las deudas de la aerolínea argentina.[30] Unos años después, Aerolíneas del Sur ( Air Comet Chile), también de Marsans, cerró operaciones el 21 de diciembre de 2009. Air Comet Chile también quebró en octubre de 2008, casualmente ambas aerolíneas quebraron luego de que el Grupo Marsans fue obligado a retirarse de Aerolíneas Argentinas. Literalmente se dice que se cortó el dinero desde Buenos aires, ya que la aerolínea argentina pagaba cuentas ajenas para mantener operable a todas las otras empresas aéreas del Grupo Marsans.

En 2008 el Estado argentino bajo la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner, debido a la crisis que vivía Aerolíneas Argentinas y Austral Líneas Aéreas decidió expropiar todas las empresas del Grupo Aerolíneas Argentinas para garantizar el servicio y 9.000 puestos de trabajo.

Antonio Mata expresidente español de Aerolíneas Argentinas fue condenado, en 2013 a dos años prisión en España y multado de 99 millones de euros. En tanto Gerardo Díaz Ferrán, ex socio de Mata en AirComet, empresa dueña de Aerolíneas Argentinas hasta el año 2008, fue puesto en prisión preventiva por el vaciamiento del grupo Marsans.[31]

En 2014 la Justicia española hizo lugar a una nueva demanda de Aerolíneas Argentinas contra Díaz Ferrán, Antonio Mata y Air Comet por la apropiación indebida de 453 millones de dólares en la operación de compra por parte de Air Comet cuando Aerolíneas era propiedad española.[32]

Recuperación por parte del Estado

Torre Bouchard, en el centro de Buenos Aires, sede de Aerolíneas Argentinas.

El 17 de julio de 2008, durante un acto de inauguración de obras realizadas en el Aeropuerto Internacional de Resistencia, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció el proyecto de ley para la estatización de Aerolíneas Argentinas, Austral Líneas Aéreas y las demás empresas pertenecientes al Grupo Aerolíneas Argentinas.[34]

El proyecto de estatización de Aerolíneas Argentinas fue enviado al Congreso para su apreciación.[35]

El 22 de agosto de 2008 el proyecto de estatización fue aprobado en Diputados por 167 votos a favor y 79 en contra, y fue remitido para su tratamiento por el Senado.[40]

Finalmente, el proyecto de expropiación de Aerolíneas Argentinas, Austral Líneas Aéreas y las demás empresas pertenecientes al Grupo Aerolíneas Argentinas fue ratificado y convertido en ley el 17 de diciembre de 2008, siendo declaradas estas empresas de «utilidad pública».[42]

El 9 de enero de 2009 la presidenta Cristina Fernández de Kirchner habilitó, al Ministerio de Planificación Federal, conducido por Julio de Vido, a iniciar los trámites y designó un comité para administrar la línea aérea de bandera nacional.[45]

El 19 de noviembre del 2012 los gobernadores provinciales de todo el país, salvo los de Córdoba y Santa Cruz, expresaron con una solicitada publicada en la prensa a nivel nacional su apoyo total a la decisión de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner de estatizar la aerolínea de bandera del país. Estos 21 gobernadores, acompañados por varios intendentes municipales, argumentaron que, siendo la Argentina el octavo país más extenso de la Tierra, se trataba de una herramienta fundamental para llegar a cada punto del país, ya que las líneas aéreas privadas solamente operan a los destinos rentables, dejando afuera de su red a una gran cantidad de ciudades del interior. También agregaron que Aerolíneas Argentinas vuela con más frecuencias y ofrece un servicio de mayor calidad, con una nueva lógica de conexión federal, rechazando cuestionamientos extremistas y falaces.[51]

Gestión estatal

Isela Costantini, actual CEO de Aerolíneas Argentinas.

El 8 de junio de 2009, en un acto de presentación en la plataforma militar del Aeroparque Jorge Newbery, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner presentó el primer avión adquirido por Aerolíneas Argentinas después de 16 años. Se trató de Boeing 737-700 que lucía los colores de la aerolínea, la matrícula LV-BYY y fue la primera de las dos aeronaves nuevas de fábrica que se le compraron directamente al fabricante Boeing.[53]

El 3 de enero de 2010, Aerolíneas sumó un nuevo destino internacional, con vuelos regulares una vez por semana a Salvador de Bahía, Brasil. A mayo de 2010 la ruta se opera con dos frecuencias semanales los días jueves y domingos, a bordo de los recientemente incorporados Boeing 737-700.[55]

En enero de 2010, ocho meses después de la primera aeronave incorporada, se completó satisfactoriamente las doce aeronaves Boeing 737-700 que se esperaban incorporar en la flota de Aerolíneas. Las matrículas son LV-BYY, LV-BZA, LV-GOO, LV-BZO, LV-CAD, LV-CAM, LV-CAP, LV-CBF, LV-CBT, LV-CBG, LV-CBS y LV-CCR. Todas las aeronaves poseen winglets, a diferencia de las aeronaves LV-BYY y LV-GOO a las que se las dotará de estos dispositivos alares en su primer chequeo general.

Desde el 14 de marzo de 2010, acompañado de una nueva programación en todos los vuelos nacionales y regionales, Aerolíneas Argentinas inauguró el Hub Aeroparque que consiste en ofrecer vuelos regionales desde el Aeroparque Jorge Newbery de la Ciudad de Buenos Aires, para que los pasajeros en tránsito puedan realizar conexiones con vuelos nacionales e internacionales todo en un mismo aeropuerto. Esto implicó mover los vuelos a Asunción, Florianópolis, Santiago de Chile, San Pablo, Salvador de Bahía, Porto Alegre y Río de Janeiro que se operaban desde y hacia el Aeropuerto Internacional de Ezeiza, para que comiencen a operar desde y hacia el Aeroparque Jorge Newbery. Los vuelos a San Pablo y Río de Janeiro son los únicos que se siguen ofreciendo desde y hacia ambos aeropuertos.[56]

El 17 de mayo de 2010, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y el CEO de Aerolíneas en su visita a Madrid, reinauguraron las oficinas que Aerolíneas había adquirido originalmente en 1969 cuando era estatal y que se habían dejado de usar desde y durante la gestión privada.[60]

El 9 de junio de 2010, el Grupo Aerolíneas presentó su nueva imagen para todas sus marcas y áreas de la empresa (Aerolíneas Argentinas, Austral Líneas Aéreas, Aerolíneas Argentinas Cargo, Aerohandling, Jet Paq y Optar). Un cambio renovador, nunca antes visto en la historia de la empresa, elevando en el nuevo esquema que utilizaran sus aviones los colores de la bandera argentina, ya que en el esquema se incorporan por primera vez el color celeste y amarillo, además del blanco y gris plata. El cambio de imagen era una de las prioridades de la nueva gestión Estatal. A las pocas horas de la presentación, la página web de la empresa fue actualizada completamente acorde a la nueva imagen.[62]

El 14 de marzo de 2010 la empresa inaugura los vuelos denominados 'Corredor Federal'. Casi en simultáneo con dos aeronaves MD-80 se realizan los tramos de ida y vuelta por separado, Iguazú - Salta - Mendoza - Bariloche y Bariloche - Mendoza - Salta - Iguazú. Estos vuelos son operados dos veces por semana los días miércoles y sábados con aviones de Austral Líneas Aéreas.

El 20 de septiembre de 2010 llegan al país las primeras dos aeronaves Embraer 190 para Austral Líneas Aéreas de un total de viente aeronaves encargadas al fabricante brasileño Embraer en mayo de 2009 y que llegaran a razón de dos aeronaves nuevas por mes para completar la compra de las 20 aeronaves a mediados del año que viene, las características de esta orden la convierte en la compra de aeronaves más grande de toda la historia aerocomercial civil de la República Argentina. Las primeras dos aeronaves de este tipo poseen las matrículas argentinas LV-CDY y LV-CDZ respectivamente. Todas las aeronaves encargadas están configuradas para transportar confortablemente a 98 pasajeros y cada butaca cuenta con pantallas individuales para un mejor entretenimiento del cliente durante su vuelo, servicio nunca antes brindado en cabotaje por una línea aérea argentina.[63] Los Embraer E-Jets es la familia de aeronaves más exitosa de su clase, siendo operada por las más importantes aerolíneas del mundo como Air Canada, Air France, Alitalia, British Airways, KLM, Lufthansa, US Airways, entre otras.

El 29 de noviembre de 2010 en la Casa Rosada la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el CEO de Aerolíneas Argentinas y Austral Líneas Aéreas Mariano Recalde y el CEO de Sky Team Marie Joseph Malé firmaron el acuerdo definitivo para que Aerolíneas Argentinas ingresé como socio pleno de Sky Team. Esto se traduce como mayor prestigio internacional para la empresa y mejoras significativas para los pasajeros como por ejemplo más destinos internacionales, salones V.I.P. en todos los aeropuertos y común acumulación de millas en cualquiera de las aerolíneas pertenecientes a esta alianza.[1]

Boeing 737 de Aerolíneas Argentinas con esquema SkyTeam.

Tal como estaba programado, el jueves 3 de marzo de 2011 despegó desde el Aeropuerto Internacional de Ezeiza el Airbus A340-200 matrícula LV-ZRA de Aerolíneas Argentinas, para dar comienzo a los vuelos que unirán a partir de ahora a Buenos Aires con la Ciudad de México. Los vuelos operan con cuatro frecuencias semanales que parten desde Buenos Aires los días lunes, martes, jueves y domingos. Hacía más de tres años y bajo la gestión privada que Aerolíneas Argentinas había dejado de volar a la capital mexicana. La Ciudad de México es el primer destino de largo radio que recupera la empresa en esta gestión estatal.[67] El 16 de diciembre de 2013 comenzó a volar la ruta Buenos Aires - Nueva York, con un vuelo diario, partiendo de EZE a las 23:00 horas. Esta decisión implicó retomar una de las rutas emblemáticas de la compañía, abandonada durante la gestión de Marsans.

El 7 de febrero de 2011, según un informe de la oficina alemana de JACDEC (Jet Airliner Crash Data Evaluation Centre) Aerolíneas Argentinas figura entre las 10 empresas aéreas más seguras del mundo, que detalla que las diez compañías aerocomerciales más seguras son: British Airways, Air Canada, All Nippon Airways, Qantas, Finnair, Air Lingus, Air New Zeland, Aerolíneas Argentinas, TAP Portugal y Cathay Pacific.[68]

Hacia 2013, según la Asociación Argentina de Derecho del Turismo, la aerolínea alcanzó 100 días de puntualidad perfecta, asimismo, las partidas de Aerolíneas Argentinas y Austral desde el Aeropuerto de Ezeiza tuvieron una puntualidad de 96,6% y las llegadas de vuelos del 97,3%, cifra superior al 27% de puntualidad que tenía en 2007 antes de ser estatizada.[69]

En octubre de 2013 se anunció la incorporación de 20 aeronaves nuevas en el período 2016/2018, con una inversión de 1.800 millones de dólares, que permitirá una notable reducción de costos operativos y ahorro de combustible.[72]

Boeing 737 de Aerolíneas Argentinas en el Aeroparque Jorge Newbery

El 5 de marzo de 2014, después de 25 años, Aerolíneas Argentinas mediante vuelos de su filial Austral Líneas Aéreas, retoma la ruta desde Buenos Aires- Aeroparque hacia la Ciudad de Paraná, capital de la Provincia de Entre Ríos. Los vuelos tienen una frecuencia diaria operados con aeronaves Embraer 190. De esta manera, Aerolíneas vuelve a volar a todas las capitales del país.[74] El destino misionero, convertido en una de las Siete Maravillas Naturales del Mundo, sumó una nueva conexión federal, como la que ya se lleva adelante con Salta y Bariloche, sin pasar por Buenos Aires.

En 2014, con motivo de la Copa Mundial de Fútbol 2014, el presidente de Aerolíneas Argentinas, Mariano Recalde, firmó un acuerdo con la brasileña Gol que permite a las empresas comercializar vuelos en forma indistinta, y a los clientes acumular millas de ambas firmas.[75]

Desde mediados de 2014 ofrece un servicio de traslados en autobuses hasta el aeropuerto de Ezeiza.[78]

En enero de 2015, Aerolíneas fue reconocida entre las 25 mejores firmas aerocomerciales del mundo, escalando fuertemente desde el puesto 95 en el que era ubicada en el ranking del año 2013.[81] Aerolíneas Argentinas sumó una nueva ruta el 3 de marzo del 2015 empezando a operar desde Tucumán con destino Córdoba.

El 28 de febrero de 2015 incorporó el primero de los cuatro Airbus 330-200 ordenados directamente a la fábrica. Es el primer avión cero kilómetro de fuselaje ancho que se incorpora a la flota en 37 años (los anteriores fueron en 1978 los 747 jumbo de "Boeing"). Además, el Airbus 330-200 -que es el avión número 70 de la compañía- es el primero de la historia que la fábrica francesa entrega a Aerolíneas. En marzo llegó a acuerdos de colaboración con Korean Air para volar a Seúl y con la compañía rusa Aeroflot, para operar vuelos conjuntos a través de códigos compartidos.[82]

La Aerolínea construyó el Centro de Formación y Entrenamiento de Pilotos de la República Argentina por lo que los pilotos ya no necesitan ir al exterior para capacitarse, lo que implica un gran ahorro, además de generar divisas alquilando horas de simulador de vuelo a compañías extranjeras. También al año 2015 está llevando a cabo la construcción del Hangar 5 en Ezeiza, que será el hangar más grande de Latinoamérica.[83]

El 11 de marzo de 2015, Aerolíneas Argentinas incorporó un Boeing 737-800, matrícula LV-FVM, el marco de ampliación y moderinizacion de la flota, con presencia del presidente de la compañía Mariano Recalde y el ministro de economía Axel Kicillof. El 21 de abril, la empresa incorporaba el segundo boeing 737-800 con la matrícula LV-FVN. Y al finalizar el mismo mes llegaba el segundo de los cuatro Airbus A330-200 con la matrícula LV-FVI que fueron comprados directamente a la fábrica de Airbus en Francia.

La entonces presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, inauguró en diciembre de ese año el nuevo Hangar 5, que demandó una inversión de 280 millones de pesos. Esta gigante infraestructura tiene una superficie de 11 mil metros cuadrados, cuenta con tecnología robótica y es el hangar más grande de Latinoamérica.[84]

En enero de 2016 con la asunción de Mauricio Macri al poder ejecutivo, Isela Costantini asumió al cargo de CEO de Aerolíneas Argentinas. Una de las primeras medidas tomada por Costantini fue rescindir un convenio con la aerolínea regional  Sol Líneas Aéreas, llevándola a un estado de inviabilidad financiera ya que esta no era sustentable por si misima. Sol se declaró en quiebra al día siguiente, provocando en consecuencia el cese de actividades, dejando a pasajeros varados, a casi 300 personas sin empleo y pequeñas ciudades del país sin conexión aérea.[88]

El 25 de enero de 2016, la compañía incorporó a su flota el avión número 74, se trata de un Boeing 737-800, cero kilómetro, con matrícula LV-GFQ. Así mismo, el 20 de abril de 2016, se incorporó el avión número 75, un Embraer E190 que operará para su filial Austral Líneas Aéreas con matrícula LV-GAQ. Dando lugar al plan de ampliación de la flota hasta llegar a las 100 aeronaves para 2018. [89]

Balance económico

Pasajeros transportados por Aerolíneas Argentinas. 2008-2013.

Entre 2008 y 2014, el crecimiento de vuelos de la aerolínea estatal fue de un 102%; en pasajeros un 80% y en ingresos un 71%.[90]

Cuando el Estado argentino se hizo cargo de la aerolínea, en el año 2008 (que corresponde al último año de la gestión privada), el déficit era 942 millones de dólares y la facturación 1000 millones de dólares.[92]

Desde que fue estatizada la participación presupuestaria, la compañía recibió en 2009 aportes del Estado que significaron el 0,73% del Presupuesto Nacional, en 2010 el 0,53% y en 2013 volvió a reducirla al 0,37% y para 2014 cerró en el 0,17%.[94] A partir del 29 de agosto del 2012, Aerolíneas es confirmado como miembro de la alianza global SkyTeam, ofreciendo a sus pasajeros la posibilidad de volar a 1057 destinos a nivel mundial.

Respecto de la facturación, las ventas alcanzaron los u$s 1.918 millones, un 21,7% más que en 2012. También aumentaron las frecuencias y las horas de vuelo y la cantidad de pasajeros transportados un 16,3%, un 14% y un 19,1%, respectivamente.[96]

En 2013 se transportaron un 54% más de pasajeros que en 2009 y la cantidad de vuelos realizados aumentó 42%, pasando de 26.383 en 2009 a 45.049 frecuencias en cuatro años.[94]

Las mejoras realizadas en la compañía generan mayores índices de puntualidad y confiabilidad, por lo que ha logrado alcanzar un 83,8% de participación en los vuelos de cabotaje en Argentina. A partir del cumplimiento del "Plan de negocios 2010-2014" se está empezando a reflejar en los costos y beneficios de la empresa, además de la calidad del servicio. [91] El 11 de marzo de 2015 Aerolíneas Argentinas incorporó un Boeing 737-800, matrícula LV-FVM, y el 21 de abril del mismo año otro 737-800, matrícula LV-FVN.[ cita requerida]

Other Languages