Adoquín

Pavimento de adoquines.
Poniendo adoquines en Vence, Francia
Palé de adoquines.

Un adoquín (Del árabe hispánico addukkán o addukkín 'piedra escuadrada', y este del árabe clásico dukkān 'banco de madera o de piedra'),[2]​ Sus dimensiones suelen ser de 20 cm. de largo por 15 cm. de ancho, lo cual facilita la manipulación con una sola mano. En Italia, las vías imperiales romanas solían construirse con bloques cilíndricos de basalto que le daban un color negro al pavimento. Por otra parte, el lento enfriamiento de la lava en las coladas volcánicas formaba columnatas cilíndricas prismáticas y a menudo hexagonales que facilitaron muchas veces su aprovechamiento para pavimentar las vías que cruzaban todo el territorio imperial romano.

Historia

La Vía Apia al sur de Roma, construida con bloques cilíndricos de basalto de color negro.

Su origen se remonta a hace 25 siglos. Los cartagineses y romanos los utilizaban en sus grandes vías para dotarlas de rapidez y duración. Para lograr un transporte más cómodo se vio la necesidad de conseguir una superficie de rodamiento más continua y esto no se podía lograr con el empedrado anterior, que consistía en piedras sin tallar en estado natural.

El adoquinado se utilizó de modo funcional hasta finales del siglo XIX. En tiempos de Napoleón se construyeron grandes avenidas en las ciudades, entre otras cosas para posibilitar que las grandes piezas de artillería circularan por las calles. Más adelante los franceses construyeron las carreteras de pavés. La aparición del automóvil hizo crecer el ritmo de la pavimentación y el adoquinado dejó de ser rentable.

Other Languages
беларуская (тарашкевіца)‎: Брук
brezhoneg: Pavez
català: Llambordí
dansk: Brosten
English: Sett (paving)
Esperanto: Pavimo
français: Pavé
magyar: Macskakő
Ido: Pavo
íslenska: Brústeinn
italiano: Pavé
日本語: 石畳
Lëtzebuergesch: Pavé
lietuvių: Gargždas
Nederlands: Kassei
norsk: Brolegning
polski: Bruk
русский: Брусчатка
svenska: Gatsten
українська: Бруківка