Adolfo Polack

Junto al mar, que tanto amó.

Adolfo Alberto Polack Docarmo (* Lima, 12 de diciembre de 1944 - 11 de mayo de 2013) fue un compositor clásico peruano.

Estudió en el Conservatorio Nacional de Música. Escribió música incidental para teatro. Ha trabajado con los grupos Telba, Ensayo, Quinta Rueda, Brequeros, Integrarte, el TUC (Teatro de la Universidad Católica) y el TUSM (Teatro Universitario de San Marcos), entre otros. Ha puesto música a dramaturgos como Bertolt Brecht, Georg Buchner, Peter Weiss, mencionando sólo los más conocidos, y entre los peruanos Alonso Alegría, Hernando Cortés, Rafo León, Fédor Larco, César de María, Ana María Izurieta, Liliana Galván, etc. Trabajó también para la revista Caretas, como creador de la página "El Misterio de la Poesía"; sección que tuvo a su cargo durante más de diez años.

Biografía

Con amigos y Familiares

Nació en Lima, el 12 de diciembre de 1944. Fue nieto del ciudadano alemán Eduardo Polack-Schneider, quien tenía un establecimiento de estampillas postales e innumerables curiosidades en la calle de Los Huérfanos. Polack-Schneider es recordado por sus fotografías de Lima, que mandaba a colorear a Alemania, y que hoy en día constituyen un importante patrimonio iconográfico[1] .

Su padre, Guillermo Alberto Polack Elmore, fue profesor de Educación Física del Colegio Militar Leoncio Prado. Su madre, Elvira Docarmo Pérez, escribía poesía, cuentos para niños y era aficionada al ballet. Adolfo fue el mayor de 5 hermanos: Erika, Franz, Gilda (Polack Docarmo) y Mónica (Polack Arnao). Fue un niño superdotado, de una gran sensibilidad humana y artística.

Alumno del Colegio Militar Leoncio Prado

Poseía ciertas dificultades motoras de coordinación y manipulación que compensaba con su gran inteligencia e ingenio, mas aquello no lo impidió de llegar a ser un excelente corredor en su juventud, en careras de velocidad de 100 metros planos. Amaba el mar, al punto de desear ser marino, pero sus estudios en el Colegio Militar Leoncio Prado le revelaron que no estaba hecho para la vida castrense. No tuvo reparos en dejar de lado ese proyecto cuando descubrió que lo suyo era la música y halló en la composición una vía para canalizar su fuerza expresiva, sensibilidad, sentido del humor, y gran talento creativo.

Los años 70.

A mediados de los 60, Polack trabajaba en una oficina estatal, estudiaba Sociología en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y Composición en el Conservatorio Nacional de Música. Poco después, el joven compositor ejerció durante años como crítico musical en el diario El Comercio. En 1970 Polack contrajo matrimonio con Blanca Tello Echeverria, con la que compartió 42 años de vida común. Tuvo 3 hijos: Ernesto, Alicia y Diana, y llegó a conocer y disfrutar de 6 de sus nietos: Bruno, Marcelo, Vicente, Tiago, Chiara y Vasco.

Con su esposa, Blanca Tello.
Con su esposa, Blanca.

Polack, como es de suponer, tuvo que desarrollar muchos trabajos ajenos a la música para ganarse la vida. Como sociólogo desempeñó actividades de planificación y capacitación laboral, y cuando ya no soplaron buenos vientos para las ciencias sociales se hizo analista de sistemas. También fue corrector en diversas empresas editoras y periodísticas, crítico musical y teatral en el diario “El Comercio”, entre 1970 y 1974. Durante sus últimos diez años de vida tuvo a su cargo un pasatiempo cultural en la revista Caretas titulado "El Misterio de la Poesía". Sobre esto, Polack comentaba: "Es una sección en la que intento atraer público para este arte empleando una modalidad de crucigrama. Allí no pretendo hacer crítica literaria: es más bien una celebración de la poesía".

Adolfo Polack y los poetas Chacho Martínez y Juan Cristóbal.
Creador de El Misterio de la Poesía
Other Languages