Adolfo Ábalos

Adolfo Ábalos, pianista y compositor folclórico argentino.
Los Hermanos Ábalos.

Adolfo Ábalos ( Buenos Aires, 14 de agosto de 1914- Mar del Plata, 12 de mayo de 2008), fue un pianista y compositor folclórico argentino, y figura fundamental en lo que a interpretación pianística del folclore argentino se refiere.

Fue un artista con una trayectoria muy extensa, con incontables actuaciones como solista y como integrante del grupo Los Hermanos Ábalos. Ofició como coautor de Nuestras danzas, uno de los libros fundamentales del género.

Fue, junto a sus hermanos, coautor de numerosas obras que forman parte del repertorio obligado de los artistas de más renombre en Argentina.

Biografía

Inicios

Nació en la misma manzana donde nacieron el pianista de jazz Enrique "Mono" Villegas (1913-1986) y el bandoneonista de tango Aníbal Troilo (1914-1975). Pertenecía a una familia acomodada de Santiago del Estero. Cuando tenía un año de edad, sus padres regresaron a su provincia natal, Santiago del Estero. Su padre fue el primer odontólogo de toda la provincia. En la ciudad de San Miguel de Tucumán recibió su título de farmacéutico. A los 23 años (en 1938) Ábalos viajó a la Capital Federal, para estudiar bioquímica en la Universidad de Buenos Aires, pero dedicó todo su tiempo a la música.

Los Hermanos Ábalos

“En orden de cigüeña” (como se presentaban humorísticamente) los cinco hermanos Ábalos eran:

  • Machingo (Napoleón Benjamín),
  • Adolfo
  • Roberto Wilson (ex maestro de escuela),
  • Vitillo (Víctor Manuel) y
  • Machaco (Marcelo Raúl).

Primero, en 1938, Adolfo hizo un dúo con su hermano mayor Machingo.

Todo empezó por Gardel. No nos gustó cómo cantaba un gato. Nos pareció que no llevaba ni el ritmo ni la melodía del verdadero gato, y pensamos que sería bueno hacerlo conocer a los porteños.

Adolfo Ábalos

.

Tocaban en bares chacareras, zambas y gatos en piano. Fue uno de los pioneros en introducir el piano en el folclore. Por casualidad, un productor de Radio El Mundo los vio tocar, y poco tiempo después los contrató. En los dos años siguientes llegaron los dos hermanos menores Vitillo y Machaco para estudiar carreras profesionales no musicales. Cuatro años más tarde llegó a Buenos Aires el hermano del medio, Roberto Wilson.

De esa manera se formó el grupo Los Hermanos Ábalos (todos universitarios), para quienes Adolfo compuso varias de las principales canciones del repertorio:

  • Agitando pañuelos
  • Chacarera del rancho
  • Nostalgias santiagueñas (transformada en clásico del cancionero).
  • Carnavalito quebradeño
  • Zamba de los yuyos
  • El gatito de Chaikovsky y
  • Casas más casas menos.

En esos años también escribió tangos (que él llama “tangos famosos que no conoce nadie”).

Trayectoria

En Buenos Aires, en el subsuelo de la confitería Versailles (en calle Santa Fe esquina Paraná), abrieron la mítica peña Achalay Huasi, donde hacían verdadera docencia de “arte nativo”, tanto en la música como en la danza. Por entonces, el folklore no se había popularizado en Buenos Aires (de la mano de la inmigración del interior) y lo telúrico no era masivo sino más bien elitista.

Las primeras veces que tocamos en Buenos Aires la gente se preguntaba de qué norte veníamos. Si de Salta, de Bolivia... o de EE UU.

Adolfo Ábalos

.

Los provincianos que lo cultivaban —en peñas como El Cardón y Mi Rancho— eran (como Los Hermanos Ábalos entonces), universitarios, de clase media acomodada. Los Ábalos encabezaron la avanzada folklórica de los años cuarenta sobre Buenos Aires y su peña porteña fue una de las principales sedes de aquel movimiento.

Recorrieron el mundo varias veces, y se convirtieron en uno de los grupos folclóricos más famosos de Argentina. En su disco hacen una humorada:

—¿Y qué tal esas Europas? ¿Y esas Nuevas Yorkes?
—Y, mirá, casas más, casas menos, igualito a mi Santiago.

En 1972 realizó el espectáculo “El piano en sus tres dimensiones”, que compartía con el pianista de jazz Enrique "Mono" Villegas (que casualmente nació en su misma manzana porteña), y el pianista de tango Horacio Salgán. En el espectáculo participó también el entonces joven folclorista Raúl Carnota.

Los Ábalos continuaron funcionando como grupo hasta la enfermedad de tres de sus integrantes: Machingo (el mayor), Roberto (el del medio) y Machaco (el menor, fallecido el 7 de abril —Día de la Zamba— de 2000). Estuvieron postrados largo tiempo y finalmente fallecieron.

Los cinco hermanos Ábalos somos una mano, el resultado de los cinco dedos: todos diferentes, todos necesarios

Adolfo Ábalos

.

Tuvo dos hijos de su primer matrimonio: Adolfo y María Beatriz, que residen en EE. UU. y le dieron dos nietos y una bisnieta. Estaba casado en segundas nupcias con la bailarina folclórica Nancy Gordillo y tuvo cuatro hijos más con ella:

  • Nancy María(cantante, percusionista, bailarina y compositora porteña; demuestra las danzas en las actuaciones que realizaba Ábalos en sus últimos tiempos),
  • Marina María(pianista, toca la chacarera Santiago del Estero en el disco solista de Ábalos, también fue durante muchos años pianista de la agrupación que encabezaba Peteco Carabajal).
  • Amílcar Adolfo (Percusionista, bajista y guitarrista, interprete y compositor, posee una importante carrera como músico solista y acompañando personalidades destacadas y virtuosas de la música argentina e internacional, entre ellos a su propio padre)
  • Giselle María (Cantora y percucionista además de balarina de nuestras danzas folklóricas argentinas)

También tiene nietos en Argentina.

Homenajes

En 2005, Adolfo Ábalos recibió el Diploma al Mérito de la fundación Konex como “solista masculino de folclore”. Recientemente, había sido nombrado “Ciudadano ilustre de la ciudad de Mar del Plata”.

Su primer trabajo discográfico solista, El piano de Adolfo Ábalos (2000), fue distinguido con el Premio Trimarg 2000 de la Unesco.

Other Languages