Adolf von Harnack

Adolf Von Harnack
Adolf Harnack.jpg
Adolf von Harnack.
Información personal
Nacimiento7 de mayo de 1851 Ver y modificar los datos en Wikidata
Tartu, Estonia Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento10 de junio de 1930 Ver y modificar los datos en Wikidata (79 años)
Heidelberg, República de Weimar Ver y modificar los datos en Wikidata
NacionalidadAlemana Ver y modificar los datos en Wikidata
ReligiónLuteranismo Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
PadreTheodosius Harnack Ver y modificar los datos en Wikidata
Educación
Educacióndoctorado Ver y modificar los datos en Wikidata
Alma máter
Información profesional
OcupaciónTeólogo, bibliotecario, historiador de la Iglesia y profesor universitario Ver y modificar los datos en Wikidata
Empleador
Miembro de
Distinciones
  • Orden del Mérito de las Ciencias y las Artes
  • Orden bávara de Maximiliano para la Ciencia y las Artes (1909)
  • Harnack medal (1925) Ver y modificar los datos en Wikidata
[editar datos en Wikidata]

Adolf Von Harnack (Dorpat, Livonia, 1851 - Heidelberg, 1930) fue un teólogo luterano alemán, hijo de Theodosius Harnack, profesor de teología pastoral y hermano gemelo del matemático Axel von Harnack.

Estudió en las universidades de Dorpat y Leipzig. Fue posteriormente profesor de las Universidades de Leipzig, Giessen y Berlín. También fue director de la revista Theologische Literaturzeitung y de la Biblioteca Real de Berlín. Autor de la Escuela liberal, desde los presupuestos del racionalismo tardío. Contribuyó a la antigua búsqueda del Jesús histórico.

En 1911, Harnack desempeñó un papel pionero en la fundación de la Kaiser-Wilhelm-Gesellschaft, actualmente la Sociedad Max Planck, y fue su primer presidente.

Helenización del cristianismo

Harnack estudió histórica y objetivamente la idea de la «helenización» del cristianismo.[1]

Para él, el Evangelio se reduce al anuncio de la llegada del Reino, la paternidad de Dios, la dignidad del ser humano y del mandamiento del amor. Cualquier otra afirmación tiene su origen en infiltraciones griegas. A su juicio, el dogma sería "una construcción del espíritu griego sobre el suelo del evangelio".

A partir de Harnack, sus tesis ejercieron una gran influencia y extendieron la idea de la "helenización del cristianismo". A pesar de que hoy día los historiadores descartan con unanimidad su interpretación de la gnosis y el catolicismo, la idea fundamental de la helenización (esto es, que la Iglesia antigua habría impuesto una teoría filosófica sobre la praxis que se refleja en Biblia y que habría desarrollado a partir de ella su ortodoxia) goza de una amplia difusión y aceptación en diversas escuelas, desde la teología de la liberación hasta la teología del pluralismo religioso.[1]

Benedicto XVI ha visto en Harnack la segunda fase de la exigencia de "deshelenización" del cristianismo. De acuerdo con el espíritu racionalista-positivista de su época, Harnack pretendió conocer el evangelio original de Jesús mediante el método histórico-crítico.[2]

Other Languages