Adobe InDesign

Adobe InDesign
Adobe InDesign icon.png
Desarrollador(es)
Adobe Systems
http://www.adobe.com/la/products/indesign.html
Información general
Última versión estable CC 2015 (11.0.0) [1]
15 de junio de 2015 (1 año, 5 meses y 26 días)
Género Diseño gráfico, maquetación y diagramación
Sistema operativo Mac OS X, Microsoft Windows
Licencia Propietario
En español
[ editar datos en Wikidata]

Adobe InDesign (ID) es una aplicación para la composición digital de páginas desarrollada por la compañía Adobe Systems y dirigida por maquetadores profesionales. Presentada en 1999, su objetivo era constituirse en la alternativa a QuarkXPress (QXP), de Quark Inc. que desde hacía doce años venía ejerciendo el monopolio de facto en la composición profesional de páginas.

Historia

Orígenes

Entre los analistas llamaba la atención el hecho de que Adobe, impulsor de la tipografía digital, inventor del PostScript y líder indiscutible de las aplicaciones de creación gráfica Adobe Illustrator® y Adobe Photoshop, no pudiera ofrecer una solución global de diseño gráfico al no contar en su catálogo con la herramienta que debería aglutinar a las demás, es decir, una aplicación de composición de páginas.

Esa situación empezó a cambiar en 1994: unos meses antes de absorber a Frame Technology y su FrameMaker (FM), Adobe Systems llegó a un acuerdo de fusión con Aldus. La operación incluía, además del propio PM, el formato de archivo gráfico TIFF, el programa de animación AfterEffects y aplicación de edición de video Premiere, entre otros. Pero la razón de fondo de la operación era Shuksan, que en San José rebautizaron como K2, el germen de lo que después sería InDesign.[2]

Evolución

Entrada en escena

Tras una intensa campaña de marketing, en 1999 Adobe presentó al mundo de las artes gráficas su flamante producto InDesign, «el nuevo estándar de la maquetación profesional para el próximo milenio». Y efectivamente, un primer análisis descubría innovaciones espectaculares, como la arquitectura modular extensible, transparencias, sombras paralelas o un nuevo modo de composición multilínea; además disponía frente a su rival de un comando Deshacer ilimitado, una utilidad fundamental en la fase creativa. Sin embargo, tanto la primera versión 1.0,[5]

Con apenas una semana de diferencia, en febrero de 2002 aparecen QXP 5.0 e ID 2.0. Los análisis comparativos [2] demuestran que, mientras el primero domina las áreas de administración del color y gestiona mejor la reutilización hacia HTML y XML, el segundo gana en los apartados de control tipográfico, manejo de imágenes, herramientas de diseño, productividad, generación de tablas, exportación a PDF y salida impresa. Además, para los usuarios de Macintosh, InDesign se ejecuta en modo nativo para el nuevo sistema de Apple basado en Unix Mac OS X.

InDesign en la actualidad (2016) no es solo una aplicación orientada a la maquetación o trabajo editorial, desde hace ya varias versiones ha incorporado herramientas para crear archivos multimedia, pdf interactivos, para páginas web y dispositivos móviles. Con esto el programa se matiene tan vigente como cuando apareció en el mercado el año 1999 y que además evoluciona hacia distintas plataformas.

Consolidación

Cuando el sector esperaba la versión 3, Adobe sorprende al mercado al presentarla incluida en un paquete completo de software de diseño que es bautizado como Creative Suite (CS) y que puede adquirirse a un precio equivalente en conjunto al de la aplicación de Quark en solitario. Y apenas año y medio después aparece la CS2. La “táctica de envolvimiento” da buenos resultados a Adobe y le permite ocupar el escritorio de multitud de diseñadores, agencias de comunicación y revistas mensuales.

Aunque el fabricante californiano recibe críticas por la difícil compatibilidad hacia atrás de los sucesivos formatos de fichero, en resumidas cuentas se puede decir que su apuesta por K2 cristaliza en un producto innovador que logra en cierto modo devolver el control creativo del profesional:

  • Minimiza las idas y venidas a otras aplicaciones.
  • Destaca por su manejo sencillo e intuitivo, y a la vez por su versatilidad.
  • Brinda una libertad creativa sin precedentes.
  • Muestra en general un comportamiento estable y seguro (rara vez se pierde un trabajo por bloqueo del equipo).
  • Gracias a su arquitectura abierta, escalable y orientada a objetos, permite integrar fácilmente:
    • extensiones de terceros.
    • Las innovaciones tecnológicas a medida que van apareciendo
    • Funcionalidades del propio usuario basadas en scripts
  • Se beneficia de la experiencia y de la fiabilidad de los creadores del Postscript.

ID ha ido ganando los espacios de trabajo de buena parte de profesionales individuales, pequeñas agencias de publicidad y grupos editoriales reducidos. La estrategia se dirige entonces a los grandes conglomerados de publicaciones impresas con flujos de trabajo complejos. Adobe, rey del píxel y dueño del formato PDF, venía jugando sus bazas, básicamente, al nivel del fichero; pero, consciente de que el futuro sugiere "abrir el enfoque" al nivel de los procesos, decide apostar por los sistemas de gestión documental como Document Server y por incluir herramientas de control en la propia Creative Suite como Version Cue o Bridge, además del propio InCopy.

Otros protagonistas

A primeros de 2004, Adobe anuncia que abandona definitivamente el desarrollo de PM y lo sustituye por Adobe InDesign CS PageMaker Edition. Unos meses después, hace lo propio con FM para Mac.

Unos se van, otros llegan. Así entra en escena InCopy, un sofisticado procesador de textos dirigido a redactores y editores que trabajan en ciclos de producción basados en ID.

ID es multiplataforma. Además, la tecnología OpenType de Microsoft (MS) y Adobe garantiza una composición tipográfica exacta del texto bajo uno y otro sistema que favorece el intercambio de documentos por parte de equipos dispersos y heterogéneos.

La polémica de la interfaz

Con el modelo de interfaz heredado de los procesadores de texto, al estilo de QXP, a medida que una aplicación crece se van añadiendo opciones de menú a varios niveles que dan acceso a cuadros de diálogo de varias pestañas, cada una de ellas atestada de casillas, listas desplegables y botones. Para acceder rápidamente a esas opciones, los profesionales disponen de combinaciones de teclado equivalentes.

El enfoque de Adobe es diferente. Con vistas a mantener un modo de trabajo consistente con Photoshop e Illustrator, y minimizar así la curva de aprendizaje, se recurre a la metáfora visual –que al artista le resultará tan familiar– de las paletas. Ahora bien, con la incorporación constante de nuevas funciones, éstas pueden llegar a colonizar buena parte del área de trabajo (en una instalación simple de ID CS2 se cuentan 38 paletas). Tal aproximación funciona bien para el retoque fotográfico o las ilustraciones –que trabajan a nivel 'micro', de píxel, y generalmente con una sola imagen cada vez–; sin embargo, la maquetación requiere la interacción de muchos objetos en una página, en un pliego o, incluso, en una publicación (nivel 'macro').

En cualquier caso, la flexibilidad de ID es innegable ya que no solo se adapta, opcionalmente, a los hábitos de trabajo de usuarios experimentados, y específicamente de los familiarizados con QXP, sino que permite reconfigurar todo el mapa del teclado para acceder más rápidamente a las funciones favoritas o más usadas.

A pesar de ello, y atendiendo a las peticiones de sus usuarios, Adobe con la Creative Suite 3 sustituye las paletas ancladas por paneles acoplables. Remodela así significativamente el modo de interacción con de la aplicación con el usuario, si bien no tanto la metáfora de trabajo.

Apple se pasa a Intel

A mediados de 2005 Apple anuncia que abandona los microprocesadores PowerPC de IBM para pasarse a la arquitectura Intel al año siguiente. Y en junio de 2006 Quark ya tiene en la calle la versión 7, reescrita en binario universal (UB), codificación nativa para los nuevos procesadores de los Macintosh.

Mientras tanto, Adobe decide no alterar sus planes de desarrollo y, en lugar de distribuir actualizaciones y parches, sigue adelante con la Creative Suite 3, que finalmente ve la luz en abril de 2007. En su versión Windows está preparada para Vista, a la vez que puede ejecutarse en XP (Service Pack 2); la versión para Mac es, por fin, UB.

Other Languages