Adimanto

Adimanto
Información personal
Nombre nativo Ἀδείμαντος Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Antigua Corinto Ver y modificar los datos en Wikidata
Lengua materna Griego antiguo Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Hijos
Información profesional
Ocupación Oficial y militar Ver y modificar los datos en Wikidata
Rango
Participó en Guerras Médicas Ver y modificar los datos en Wikidata
[ editar datos en Wikidata]

Adimanto ( griego antiguo Ἀδείμαντος) fue un estratego corintio del siglo V a. C., hijo de Ocito y padre del también general Aristeas.

Combatió en la Batalla de Artemisio y fue el almirante de las naves corintias en la batalla de Salamina. Se opuso a la táctica naval propugnada por Temístocles y Euribíades (jefe supremo de la flota griega), a que la batalla definitiva fuese en aguas de Salamina.[3]

Sobre Adimanto, también nos transmite Heródoto, que cuando comenzó la batalla, presa de pánico se dio a la fuga, y que los corintios al ver que su nave capitana huía, le siguieron. Pero que en el transcurso de su huida se topó con ellos una barca, distinta a cualquier embarcación de la flota griega —lo que interpretaron como un hecho sobrenatural—, cuyos ocupantes tras tildarle de traidor, le comunicaron que los griegos estaban aplastando a los persas. Adimanto lo puso en duda, y los de la barca se ofrecieron como rehenes hasta que la noticia le fuese confirmada, o a morir si no era cierto. El almirante corintio dio la orden de virar a su escuadra, y llegó a tiempo de contemplar el final de la batalla. El historiador griego, unas frases después se desdice y afirma que este suceso podría bien ser un rumor que circulaba entre los corintios, lanzado por los atenienses. Y termina diciendo que aquellos aseguraban que sus barcos estuvieron en primera línea en la batalla, y que el resto de los griegos lo confirmaron.[4]

Sobre este pasaje Dión Crisóstomo opina que era una venganza del Heródoto por ser mal recibido en Corinto.[8]

Sobre la traición de Adimanto, no dice nada Diodoro Sículo, cuya narración es seguida por los críticos: Adimanto fue enviado por el Estado Mayor griego contra los efectivos egipcios de la flota persa enviados a bloquear el canal de Megara, la entrada occidental de la bahía de Eleusis, para impedir la salida a mar abierto de la flota griega desde la bahía de Salamina.[10]

Otras dos alternativas a la versión de Diodoro son:

  • Los corintios, efectivamente hicieron frente a los barcos egipcios al norte de la isla de San Jorge, suponiendo que su misión fuese atenazar a Salamina desde el Ática.
  • Adimanto y su flota en previsión de una maniobra envolvente persa fueron enviados a la bahía de Eleusis.

Una estela epigráfica de mármol que contiene el epitafio de los corintios caídos en Salamina y que fueron enterrados en dicha isla con la autorización de Atenas, echa por tierra la veracidad de la versión ateniense, y avala la opinión generalizada en Grecia sobre el comportamiento corintio en la Batalla de Salamina.[11]

  • referencias

Referencias

  1. Heródoto, Historia viii.5.1.
  2. Heródoto, op. cit. viii.59;60.α—β
  3. Diodoro Sículo, Biblioteca histórica xi.15.4.
  4. Heródoto viii.94.
  5. Dión Crisóstomo, Discursos xxxvii.7.
  6. Cf. Tucídides, Historia de la Guerra del Peloponeso i.60; i.65.; G.E.M. de Ste. Croix, The Origins of the Peloponnesian War, Londres: Editorial Duckworth, 1972, págs. 211 y sigs.
  7. Heródoto, op. cit. vii.137.3
  8. Tucídides, op. cit. i.60 y sigs.; G. E. M. de Ste. Croix, op. cit., págs. 79 y sigs.
  9. Diodoro Sículo, op. cit. xi,17.1-18.2.
  10. Labarbe, Jules, Chiffres et modes de répartition de la flotte grecque à l'Artemision et à Salamine, Boulletin de Correspondance Hellenique nº 76 (BCH), 1952, págs. 421 y sigs.
  11. Meiggs, Russell, y Lewis, D., A Selection of Greek Historical Inscriptions. To the End of the Vth Century B.C., vol.I núm. 24, Oxford, 1969.
Other Languages