Adenoma tiroideo tóxico

En medicina, el adenoma tiroideo tóxico es un nódulo de células tiroideas funcionales, es decir, son células que producen una excesiva cantidad de hormonas tiroideas ( triyodotironina (T3) o tiroxina (T4)). Como todo adenoma, son neoplasias que resultan de la mutación genética de una célula precursora que trae como consecuencia una división celular descontrolada.[1] Por motivo de que son células que producen tan gran cantidad de hormonas tiroideas, los adenomas tóxicos de la tiroides son una causa de hipertiroidismo con niveles suprimidos de la hormona tiroestimulante (TSH).

Epidemiología

Los ademonas tóxicos componen entre el 2-10% de todos los casos de hipertiroidismo.[2] No parece tener predilección de raza y, como ocurre con todos los trastornos de la glándula tiroides, son más frecuentes en mujeres que en hombres.

Other Languages