Adaptación biológica

Parte de la serie de
Evolución biológica
Árbol de la vida simplificado
Portal de biología
Categoría

Una adaptación biológica es un proceso fisiológico, rasgo morfológico o modo de comportamiento de un organismo que ha evolucionado durante un periodo mediante la selección natural de tal manera que incrementa sus expectativas a largo plazo para reproducirse con éxito.

Tiene tres significados, uno fisiológico y dos evolutivos:[1]

  • Algunos fisiólogos utilizan el término adaptación para describir los cambios compensatorios que ocurren a corto plazo en respuesta a disturbios ambientales. Estos cambios son el resultado de la plasticidad fenotípica. Sin embargo, esto no es adaptación y los términos aclimación y aclimatización son más correctos.[2]

En biología evolutiva, la adaptación se refiere tanto a las características que incrementan la supervivencia y/o el éxito reproductivo de un organismo, como al proceso por el cual se adaptan los organismos:[1]

  • Adaptación como patrón: Cualquier carácter, morfológico, fisiológico, de conducta, o de desarrollo que incrementa la supervivencia y/o el éxito reproductivo de un organismo.[3] Por ejemplo, se considera que la presencia de hemoglobina es una adaptación que permite el transporte de mayor cantidad de oxígeno en la sangre.
  • Adaptación como proceso: Los mecanismos por los cuales la selección natural ajusta la frecuencia de los genes que codifican para rasgos que afectan el número de descendientes que sobreviven en generaciones sucesivas, esto es, la aptitud. Por ejemplo, en un taxón el aumento en la concentración de hemoglobina puede considerarse una adaptación a ambientes con baja concentración de oxígeno.[2]

Existe una diferencia conceptual importante entre la respuesta evolutiva a la selección natural y la selección fenotípica. Mientras que la respuesta evolutiva a la selección natural requiere el estudio del cambio genético que tiene lugar de una generación a la otra, la selección fenotípica describe los efectos inmediatos de la selección en la distribución estadística de los fenotipos dentro de una generación sin considerar la base genética o herencia de los caracteres.[4]

Es importante tener presente que las variaciones adaptativas no surgen como respuestas al entorno sino como resultado de la mutación (cambios puntuales en el ADN, reestructuración del ADN, reestructuración cromosómica) y recombinación.[5]

La adaptación es un proceso normalmente muy lento, que tiene lugar durante cientos de generaciones y que en general no es reversible. Sin embargo, a veces puede producirse muy rápidamente en ambientes extremos o en ambientes modificados por el hombre con grandes presiones selectivas.[2] La falta de adaptación lleva a la población, especie o clado a la extinción.

Tipos de adaptación

Hay tres distintos tipos de adaptación al medio en el que viven:

  • Morfológica o estructural: Estas adaptaciones pueden ser anatómicas, pero dentro de las adaptaciones morfológicas también se incluye el mimetismo y la coloración críptica. Por ejemplo, entre las adaptaciones de los cactus al ambiente desértico se encuentran las espinas que son hojas modificadas. Las espinas protegen a los tejidos suculentos del cactus de potenciales herbívoros, sirven como lugares de condensación de la humedad del aire y como protección de la corteza fotosintética contra la insolación intensa y la radiación UV.[7]
  • Fisiológica o funcional: Por ejemplo, la glándula de la sal en las iguanas marinas de las islas Galápagos es una adaptación que permite a las iguanas, cuyos riñones son incapaces de producir una orina concentrada, excretar el exceso de sal incorporado al tragar agua de mar o a través de la superficie del cuerpo.[2]
  • Etológica o de comportamiento: El cortejo de las aves del paraíso (Paradisaeidae) es una adaptación que permite el reconocimiento de parejas potenciales de la misma especie. El macho que posee el plumaje y el cortejo más estimulante tiene mayor probabilidad de dejar mayor número de descendientes y menor número de híbridos. Por lo que aquellos machos que poseen plumajes especiales y que ejecutan cortejos elaborados poseen una gran ventaja selectiva.[8]

Adaptación a nivel molecular: Aunque la evolución por selección natural de rasgos morfológicos, fisiológicos y comportamentales es aceptada por la mayoría de los biólogos, la importancia de la selección natural en la evolución molecular es discutida. En los últimos años se han desarrollado métodos estadísticamente robustos que permiten detectar evolución molecular adaptativa y se han identificado numerosos casos de adaptación molecular en varios sistemas de enzimas desde los virus al hombre.[9]

Other Languages
العربية: تكيف
azərbaycanca: Adaptasiya (biologiya)
български: Адаптация
bosanski: Adaptacija
català: Adaptació
čeština: Adaptace
dansk: Adaptation
Zazaki: Adaptasyon
Ελληνικά: Προσαρμογή
English: Adaptation
Esperanto: Adaptado
eesti: Kohastumus
euskara: Moldaera
suomi: Adaptaatio
Gaeilge: Oiriúnú
ગુજરાતી: અનુકૂલન
हिन्दी: अनुकूलन
hrvatski: Prilagodba
Kreyòl ayisyen: Adaptasyon
magyar: Adaptáció
Bahasa Indonesia: Adaptasi
italiano: Adattamento
日本語: 適応
Basa Jawa: Adaptasi
қазақша: Адаптация
한국어: 적응
lietuvių: Adaptacija
latviešu: Adaptācija
മലയാളം: അനുകൂലനം
Bahasa Melayu: Adaptasi
नेपाली: अनुकूलन
norsk nynorsk: Tilpassing
norsk bokmål: Tilpasning (biologi)
Piemontèis: Adatament
srpskohrvatski / српскохрватски: Adaptacija
Simple English: Adaptation
shqip: Adaptimi
српски / srpski: Адаптација
Basa Sunda: Adaptasi
тоҷикӣ: Адаптатсия
Tagalog: Pag-aangkop
Türkçe: Adaptasyon
oʻzbekcha/ўзбекча: Moslashish (biologiya)
Tiếng Việt: Thích nghi
中文: 適應
Bân-lâm-gú: Sek-èng