Acumulador de calor (calefacción)

Acumulador dinámico de 3kW, acumula 24kWh de energía.

Un acumulador de calor es un aparato del sistema de calefacción que almacena en un núcleo de bloques cerámicos aislando el calor producido por cualquier medio, generalmente por la electricidad, para su posterior uso.

El principio básico del concepto de acumulador se basa en la alternancia de ciclos de carga y ciclos de descarga, correspondiéndose generalmente los ciclos de carga con la noche y los de descarga con el día, debido a las tarifas reducidas, así como a las mayores necesidades de uso diurno.

Un interacumulador es la suma de un acumulador de calor y un intercambiador de calor.

Partes de un acumulador

Las partes fundamentales que componen un acumulador de calor para calefacción son:

  • un núcleo acumulador consistente en un grupo de ladrillos refractarios cuya misión será retener el calor, hasta alcanzar temperaturas de 600-700 °C al final del ciclo de carga.
  • una serie de resistencias eléctricas, generalmente de tipo blindado, que calientan de forma uniforme el núcleo acumulador.
  • aislamiento térmico para conservar el calor acumulado por el núcleo y para evitar que las temperaturas superficiales alcancen los 90 °C (máxima temperatura superficial admitida por la normativa, consultar el CTE.
  • sistema de seguridad para que los ciclos se realicen en condiciones óptimas y un limitador térmico (termostato) para evitar posibles fallos de recalentamiento del núcleo.
  • sistema de gestión que permite la descarga de la energía acumulada convenientemente y regula la carga.
Other Languages