Acuicultura

Capturas globales de organismos acuáticos (en millones de toneladas) entre 1950 y 2010, de acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Las capturas globales en mar abierto se han estancado desde finales de la década de 1980, siendo compensada esta caída con el incremento de la acuicultura.

La acuicultura o acuacultura[4]

Los sistemas de cultivo son muy diversos, de agua dulce[7] y Artemia), macroalgas, moluscos y crustáceos, los profesionales encargados de esta labor son los Zootecnistas, Ingenieros Acuícolas y los Biólogos Marinos.

Historia

Photo of dripping, cup-shaped net, approximately 6 pies (1,8288 m) in diameter and equally tall, half full of fish, suspended from crane boom, with 4 workers on and around larger, ring-shaped structure in water.
Pescadores en una granja del Misisipí.

La acuicultura se remonta a tiempos remotos.[4]

Las referencias más antiguas datan en torno al 3800 a. C., en la antigua China. En el año 1400 a. C., ya existían leyes de protección frente a los ladrones de pescado. El primer tratado sobre el cultivo de carpa data del 475 a. C., atribuido al chino Fan-Li, también conocido como Fau Lai.

Entre griegos y romanos, existen numerosas referencias. Aristóteles y Plinio el Viejo escribieron sobre el cultivo de ostras. Plinio, en concreto, atribuye al general romano Lucinius Murena el invento del estanque de cultivo, y cita las grandes ganancias de su explotación comercial, en el siglo I. Séneca también tuvo su opinión sobre la piscicultura, bastante crítica: “la invención de nuestros estanques de peces, esos recintos diseñados para proteger la glotonería de las gentes del riesgo de enfrentarse a las tormentas”.

En la cultura occidental actual, la acuicultura no recobró fuerza hasta la Edad Media, en monasterios y abadías, aprovechando estanques alimentados por cauces fluviales, en los que el cultivo consistía en el engorde de carpas y truchas.

En el año 1758 se produjo un importante descubrimiento, la fecundación artificial de huevos de salmones y truchas por Stephen Ludvig Jacobi, un investigador austriaco, aunque su investigación no salió del laboratorio y quedó en el olvido.

En 1842, dos pescadores franceses, Remy y Gehin, obtuvieron puestas viables, totalmente al margen del hallazgo de Jacobi. Lograron alevines de trucha, que desarrollaron en estanque con éxito. El descubrimiento llevó a la Academia de Ciencias de París a profundizar en el hallazgo, y con ello la creación del Instituto de Huninge, el primer centro de investigación en acuicultura.

El Premio Nobel argentino Bernardo A. Houssay realizó los primeros estudios de reproducción artificial inducida de peces mediante la utilización de hormonas exógenas para inducir la ovulación de peces. En 1928 investigó el control hormonal para la reproducción de peces en cautiverio, induciendo la ovulación de la "Madrecita de Río" (Cnesterodon decemaculatus -útiles para el control de larvas de mosquitos e insectos en estanques-), mediante inoculación intraperitoneal de glándulas pituitaria de Prochilodus platensis, y concluyó que las hembras tratadas con pituitarias de otras especies ovulaban anticipadamente (Houssay BA “Acción sexual de la hipófisis en los peces y reptiles”, en “Revista de la Sociedad Argentina de Biología”, Bs.As., 1930, Nº 106, pág. 686—688). Estas técnicas fueron rápidamente puestas en práctica en Brasil por Von Ihering y Azevedo, 1934: Von Ihering 1935, 1937) para inducir el desove de Prochilodus argenteus. Los resultados de los brasileños fueron seguidos con éxito en la Unión Soviética por Gerbilsku, 1938, para inducir el desove del esturión y con el desove inducido de especies de peces norteamericanos (Hasler et al., 1939, 1940). Donaldson, E.M. y G.A. Hunter, 1983, hacen referencia que todos aquellos estudios y los susiguientes fueron detenidamente revisados por G.E. Pickford y J.W. Atz, 1957 en su bien documentado tratado sobre la glándula pituitaria de los peces. A partir de entonces, millares de publicaciones han aparecido para informar los avances del proceso reproductivo de teosteos. G.E. Pickford, 1964); E.M. Donaldson (1977) y C.G. Swann y E.M. Donaldson (1980) y muchos otros autores más comunican sobre el control del proceso reproductivo, entre los que cabe resaltar están: Pickford y ATz (1957), Atz y Pickford (1959), Clement y Sneed (1962), Donaldson (1973, 1975), Shehadeh (1975), Fontaine (1976), Harvey y Hoar (1979), Chondar (1980), Woynarovich y Horvath (1980), Pullin y Kuo (1981), Davy y Chovinard (1981), Sundararaj (1981), Lam (1982), Billard (1983) y Fostier y Jalabert (1982).

Other Languages
Afrikaans: Akwakultuur
العربية: زراعة مائية
беларуская: Аквакультура
български: Аквакултура
català: Aqüicultura
čeština: Akvakultura
Deutsch: Aquakultur
Ελληνικά: Ιχθυοτροφείο
English: Aquaculture
Esperanto: Akvokulturo
euskara: Akuikultura
français: Aquaculture
galego: Acuicultura
ગુજરાતી: મત્સ્યઉછેર
hrvatski: Akvakultura
magyar: Akvakultúra
Bahasa Indonesia: Budi daya perairan
italiano: Acquacoltura
日本語: 養殖業
한국어: 양식업
Lëtzebuergesch: Aquakultur
lietuvių: Akvakultūra
Bahasa Melayu: Akuakultur
Nederlands: Aquacultuur
norsk bokmål: Akvakultur
polski: Akwakultura
português: Aquacultura
română: Acvacultură
русский: Аквакультура
srpskohrvatski / српскохрватски: Akvakultura
Simple English: Aquaculture
svenska: Vattenbruk
Tagalog: Akuwakultura
татарча/tatarça: Аквакультура
українська: Аквакультура
oʻzbekcha/ўзбекча: Akvakultura
Winaray: Akuwakultura
中文: 水產養殖