Acuerdos de San Andrés

Acuerdos de San Andrés
Acuerdos de San Andrés sobre "Derechos y cultura indígena"
Redacción Negociaciones inician desde el 17 de octubre de 1995
Firmado 16 de febrero de 1996
San Andrés Larráinzar, Chiapas, México
Firmantes EZLN y Representantes del gobierno mexicano
[ editar datos en Wikidata]

Los Acuerdos de San Andrés sobre Derechos y Cultura Indígena son un documento que el gobierno de México firmó con el Ejército Zapatista de Liberación Nacional el 16 de febrero de 1996 para comprometerse a modificar la Constitución nacional para otorgar derechos, incluyendo autonomía, a los Pueblos Indígenas de México y atender las demandas en materia de justicia e igualdad para los pueblos indígenas y los pobres del país.[1]

La firma de estos acuerdos ocurrió en el poblado de San Andrés Larráinzar, Chiapas, después de varios años de negociaciones a raíz del levantamiento zapatista del 1 de enero de 1994, siendo presidente de la COCOPA en ese momento Jaime Martínez Veloz.[2]

Antecedentes

Los pueblos indígenas en Chiapas, y en toda la República, comparten una historia de desigualdad, discriminación y explotación. Desde el levantamiento zapatista en enero de 1994, el EZLN buscó luchar contra estas situaciones. De esta forma, al momento de la firma de los Acuerdos de San Andrés, el propósito central era terminar con la exclusión política dirigida a los pueblos indígenas.[3]

Larráinzar fue el primer municipio de los Altos de Chiapas en donde el EZLN logró reclutar una amplia base de apoyo. Por el fuerte arraigo del levantamiento en el municipio, además de haber sido de los pocos en donde no se produjeron enfrentamientos violentos entre simpatizantes y no simpatizantes, el subcomandante Marcos propuso y obtuvo que las negociaciones con el gobierno fueran en San Andrés.[4]

Se puede comparar el diálogo de San Andrés con el Foro de Derechos de los Pueblos Indígenas, efectuado en Matías Romero, Oaxaca, en 1989. La reunión fue una constatación de las condiciones en, por lo menos, 25 regiones indígenas del país y una petición de apoyo, correspondencia e identidades comunes. Otra referencia de diálogo comparable es el Foro Nacional Indígena de San Cristóbal de las Casas en enero de 1996, que fue una respuesta alterna, no excluyente, de un amplio sector, que ya no confiaba en las consultas promovidas por el gobierno. Los planteamientos del Foro rebasaron los de los acuerdos, pero estuvieron estrechamente ligados a la primera mesa del diálogo en San Andrés y ambos espacios se reforzaron mutuamente.[5]

Other Languages