Activo circulante

El activo corriente, también denominado activo circulante, es aquel activo líquido a la fecha de cierre del ejercicio, o convertible en dinero dentro de los doce meses. Además, se consideran corrientes a aquellos activos aplicados para la cancelación de un pasivo corriente, o que evitan erogaciones durante el ejercicio. Son componentes de activo corriente las existencias, los deudores comerciales y otras cuentas a cobrar, las inversiones financieras a corto plazo y la tesorería.[1]

Concepto de activo corriente

El Plan General de Contabilidad de España comprende dentro del activo corriente los activos vinculados al ciclo normal de explotación que la empresa espera vender, consumir o realizar en el transcurso del mismo. Con carácter general, el ciclo normal de explotación no excederá de un año. A estos efectos se entiende por ciclo normal de explotación, el periodo de tiempo que transcurre entre la adquisición de los activos que se incorporan al proceso productivo y la realización de los productos en forma de efectivo o equivalentes al efectivo. Cuando el ciclo normal de explotación no resulte claramente identificable, se asumirá que es de un año.[2]

  • Aquellos activos, diferentes de los citados en el inciso anterior, cuyo vencimiento, enajenación o realización se espera que se produzca en el corto plazo, es decir, en el plazo máximo de un año, contado a partir de la fecha de cierre del ejercicio. En consecuencia, los activos financieros no corrientes se reclasificarán en corrientes en la parte que corresponda.
  • Los activos financieros clasificados como mantenidos para negociar, excepto los derivados financieros cuyo plazo de liquidación sea superior a un año.
  • El efectivo y otros activos líquidos equivalentes, cuya utilización no esté restringida, para ser intercambiados o usados para cancelar un pasivo al menos dentro del año siguiente a la fecha de cierre del ejercicio.

Los demás elementos del activo se clasificarán como no corrientes.

Cuentas de activo circulante

  1. Activos no corrientes mantenidos para la venta.
  2. Existencias.
  3. Deudores comerciales y otras cuentas a cobrar.
  4. Inversiones en empresas del grupo y asociadas a corto plazo.
  5. Inversiones financieras a corto plazo.
  6. Periodificaciones a corto plazo.
  7. Efectivo y otros activos líquidos equivalentes
Other Languages
العربية: أصل متداول
català: Actiu corrent
English: Current asset
français: Actif circulant
Bahasa Indonesia: Aset lancar
日本語: 流動資産
Nederlands: Vlottende activa
norsk bokmål: Omløpsmiddel
português: Ativo circulante
українська: Оборотні засоби
Tiếng Việt: Tài sản lưu động
中文: 流動資產