Acciones armadas de extrema izquierda en Chile

Bandera del Frente Patriótico Manuel Rodríguez, el principal grupo paramilitar de la izquierda chilena, fundado en 1983 para poner fin a la dictadura militar encabezada por Augusto Pinochet.
Bandera del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), fundado en 1965 con el apoyo de Cuba.
Bandera de Vanguardia Organizada del Pueblo (VOP), grupo fundado en 1968 del ala insurrecta del socialismo chileno.

Las acciones armadas de extrema izquierda en Chile incluyen diversos actos cometidos en ese país por distintos grupos de tendencia política de izquierda que justificaban la utilización de acciones violentas como medio de acción política.

En Chile los grupos de izquierda con características violentas surgieron en los años 1960, en el contexto de la radicalización que se vivió en la época de los llamados Tres tercios, influenciados por la Revolución cubana, los movimientos estudiantiles del Mayo francés de 1968 y el establecimiento de diversas guerrillas en América Latina. El principal grupo de este periodo fue el Movimiento de Izquierda Revolucionaria.

Después del golpe militar de 1973 contra el gobierno de la Unidad Popular, el uso político de la violencia adoptó otro carácter, transformándose en la resistencia contra el Régimen Militar de Augusto Pinochet. Dentro de estas acciones destacan las realizadas por el Frente Patriótico Manuel Rodríguez, incluyendo el fallido atentado contra Pinochet en 1986.

Tras el fin del Régimen Militar y la transición a la democracia, los niveles de violencia realizados por grupos de izquierda disminuyeron considerablemente tras la desarticulación de los principales grupos. Pese a ello, diversas acciones aisladas se han seguido realizando, principalmente por movimientos anarquistas.

Años previos al gobierno de la Unidad Popular

A mediados de los años 1960, el recién fundado Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) realizaría algunas acciones de agitación armada, principalmente sabotajes[ cita requerida]. El MIR plantearía desde un principio su desconfianza por los métodos democráticos liberales para alcanzar el poder, aprobando en su congreso de fundación el uso de la violencia política por medio de la "insurrección popular armada"[1] en la cual señalaba: " El MIR rechaza la teoría de la "vía pacífica" porque desarma políticamente el proletariado y por resultar inaplicable ya que la propia burguesía es la que resistirá, incluso con la dictadura totalitaria y la guerra civil, antes de entregar pacíficamente el poder. Reafirmamos el principio marxista-leninista de que el único camino para derrocar el régimen capitalista es la insurrección popular armada."

Other Languages