Accidente del Yak-42 en Turquía

Vuelo UKM 4230 de UM Airlines
Yakovlev Yak-42D, UM Air AN2343397.jpg
El avión accidentado en 2001.
Fecha 26 de mayo de 2003
Causa Vuelo controlado contra el terreno
Lugar A 40 km de Trebisonda ( Turquía)
Coordenadas 41°00′00″N 39°44′00″E / 41, 41°00′00″N 39°44′00″E / 39.7333
Origen Aeropuerto de Manás ( Kirguistán)
Destino Base Aérea de Zaragoza ( España)
Fallecidos 75
Implicado
Tipo Yakovlev 42D
Operador UM Air
Registro UR-42352
Pasajeros 62
Tripulación 13
[ editar datos en Wikidata]

El vuelo 4230 de UM Airlines se estrelló en Turquía cerca del aeropuerto de Trebisonda el 26 de mayo de 2003 con 75 personas a bordo. El pasaje lo formaban 62 militares españoles, que regresaban a España tras cuatro meses y medio de misión en Afganistán y Kirguistán; todos ellos fallecieron junto a doce tripulantes ucranianos y un ciudadano bielorruso.[1]

Este accidente aéreo fue la peor tragedia del Ejército español en toda su historia en tiempo de paz. La conmoción en España fue tal, que el funeral de Estado en Torrejón de Ardoz, dos días después del siniestro, con la presencia de los reyes y el príncipe de Asturias, y retransmitido en directo por las cadenas de televisión de ámbito nacional, se convirtió en el espacio más visto de la tarde desde hacía varios años. El Gobierno español publicó un Real Decreto en el BOE por el que se «declara luto oficial desde las 00 horas del día 28 hasta las 24 horas del día 29, del presente mes de mayo, durante las cuales la Bandera Nacional ondeará a media asta en todos los edificios públicos y buques de la Armada». Este duelo oficial durante dos días fue declarado como «testimonio del dolor de la Nación española ante el fallecimiento de sesenta y dos militares españoles, en accidente aéreo ocurrido a su regreso de la misión de paz desarrollada en Afganistán, a propuesta del presidente del Gobierno».[2] Se han abierto seis procesos judiciales a raíz de la tragedia, cuatro en España y dos en Turquía.

Aeronave siniestrada

La aeronave siniestrada era un Yakovlev Yak-42D fabricado en el año 1988, con matrícula UR-42352. En el momento del accidente tenía 18 739 horas de vuelo.[3]

Polémica sobre la seguridad del avión

Meses antes del siniestro llegaron a España noticias sobre el pésimo estado de los aviones ex soviéticos alquilados para el transporte de tropas. Por vía legislativa, una diputada del PSOE preguntó dos meses antes de la catástrofe sobre los vuelos en «aviones cuyas condiciones no parece que sean las más óptimas».[7]

Por todo ello, todas las esferas de la sociedad, inmediatamente después del accidente se volcaron por descubrir la verdad. Como el diario EL MUNDO, que a pesar de ser de tendencia conservadora, acorde en aquel momento con el Gobierno, titulaba los tres días posteriores al accidente: "62 militares de elite españoles mueren en un avión ucraniano alquilado por su bajo coste".[10]

Se tiene constancia documental de catorce quejas, realizadas por militares españoles desplegados en Afganistán en fechas previas al siniestro y que advertían de problemas diversos durante los viajes realizados en los Yakovlev-42, Illyushin-76, Antonov-124 o Túpolev-154.[12]

Other Languages