Acción Democrática

Acción Democrática
Presidente Isabel Carmona de Serra
Vicepresidente Edgar Zambrano
Antonio Ecarri
Secretario/a general Henry Ramos Allup
Secretario Nacional de Organización José Bernabé Gutiérrez
Fundación 13 de septiembre de 1941
Ideología Nacionalismo[2]
Socialdemocracia[4]
Tercera vía
Posición Centro[5]
Centroizquierda[6]
Coalición Mesa de la Unidad Democrática
Sede Calle los Cedros, Edificio Romulo Betancourt, La Florida, Caracas
País Flag of Venezuela.svg Venezuela
Colores      Blanco
Organización
juvenil
Juventud Acción Democrática (JAD)
Afiliación internacional Internacional Socialista
Afiliación regional Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina
Parlamento Latinoamericano
1 / 12
Asamblea Nacional
25 / 167
Gobernadores
0 / 23
Legisladores
17 / 237
Alcaldes
14 / 335
Sitio web www.acciondemocratica.org.ve
[ editar datos en Wikidata]

Acción Democrática (AD) es un partido político venezolano conformado en 1941. También conocido como el Partido Blanco o el Partido del Pueblo, es un partido político miembro de la Internacional Socialista. Desde 1958 hasta 1998, AD mantuvo el poder político sobre Venezuela de manera  bipartidista con COPEI, con las presidencias de Rómulo Betancourt, Raúl Leoni, Carlos Andrés Pérez (en dos oportunidades) y Jaime Lusinchi.

Entre su Junta Directiva ejerce como presidenta Isabel Carmona de Serra, perseguida política en la época de la dictadura del Gral. Marcos Pérez Jiménez, y Henry Ramos Allup como Secretario General.

En sus orígenes fue un partido de izquierda socialista, que abogaba al nacionalismo, al policlasismo, el interclasismo, el progresismo y el antiimperialismo, sin embargo, desde los años ochenta ha adoptado una ideología socialdemócrata de centro a centro-izquierda más moderada, ignorando el estatismo e integrando una doctrina más pluralista.

El partido y sus antecedentes jugaron un rol importante en los primeros años de la democracia venezolana, y lideró el gobierno durante el primer período democrático de Venezuela ( 1945- 1948). Después sobrevino una década dictatorial ( 1948- 1958) que vio como AD era excluida del poder.

Cuatro presidentes vinieron de Acción Democrática desde 1960 hasta la década de 1990. Sin embargo, a finales de la década de 1990, la credibilidad del partido sufrió, sobre todo a causa de los hechos de corrupción y problemas económicos que experimentó Venezuela durante sus dos últimas presidencias, es decir, las de Jaime Lusinchi ( 1984- 1989) y Carlos Andrés Pérez ( 1989- 1993). Este último presidente fue destituido por corrupción, y como resultado pasó varios años en prisión.[7]

Desde las elecciones presidenciales de 1998, el partido tuvo una serie de divisiones que resultaron en nuevos partidos (como Un Nuevo Tiempo y Primero Justicia).

En las elecciones parlamentarias de 2015 celebradas el 6 de diciembre, AD formó parte de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), coalición que logró captar una mayoría calificada. AD obtuvo 26 representantes de 167 escaños en la Asamblea Nacional, siendo la segunda mayor fuerza de la coalición después de Primero Justicia.[8] El Secretario General del partido, Henry Ramos Allup es el actual Presidente de la Asamblea Nacional.

Historia

Siglo XX

El antecedente más lejano de Acción Democrática fue la Agrupación Revolucionaria de Izquierda (ARDI) constituida en Barranquilla, Colombia, por Rómulo Betancourt y otros exiliados venezolanos ( 1931).[9]

A este partido siguió en 1936 el Movimiento de Organización Venezolana (ORVE), que al disolverse dio paso al Partido Democrático Nacional (PDN). Después surgió Acción Democrática (AD), creado en 1941, en torno a la candidatura presidencial del escritor Rómulo Gallegos, siendo sus fundadores además de él: Rómulo Betancourt, Andrés Eloy Blanco, Gonzalo Barrios, Luis Beltrán Prieto Figueroa, Juan Oropeza Riera, Leonardo Ruiz Pineda, Jesús Ángel Paz Galarraga, Carlos “Chicho” Herrera, Luis Augusto Dubuc, Tomas Pino, entre otros; presentándose el partido en un acto inaugural en la Plaza Nuevo Circo de Caracas.

AD es uno de los partidos formados en Venezuela en la primera mitad del siglo XX que han perdurado. Después de la caída de la dictadura de Juan Vicente Gómez, AD abogó al estatismo, donde el Estado fuera el regulador y promotor de la actividad empresarial, así mismo en el sector financiero, junto con un proteccionismo arancelario (sin embargo abogó por abrir los aranceles a los productos estadounidenses a cambio de la exportaciones petroleras venezolanas también sin aranceles) y crediticio para el sector privado remanente. Dichas políticas compartidas por el partido socialcristiano COPEI se transformaron en el consenso y se aplicaron durante más de tres décadas (1958-1993.

El no alinearse con los soviéticos durante la Guerra Fría, y la cruenta represión de los grupos guerrilleros comunistas de las FALN que en la década de los años 60 comprometía su hegemonía influye en que fuera visto como un partido de centro izquierda moderado, e incluso acusado de derechista. AD incluyó muchos elementos populistas y se había declarado el “partido del pueblo”. El partido también controlaba la principal sindical del país, conocida como Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV).

Desde el derrocamiento del dictador Marcos Pérez Jiménez, AD, COPEI y Unión Republicana Democrática (URD) firman el Pacto de Punto Fijo, y a partir de entonces se alternaron en el gobierno miembros de AD y COPEI.

Betancourt, además de Raúl Leoni, Carlos Andrés Pérez (en dos ocasiones), Jaime Lusinchi, Octavio Lepage (provisional), y Ramón José Velásquez (presidente interino elegido por el Congreso controlado por el partido AD, quien culminó el lapso faltante del segundo gobierno de Pérez, derrocado de la presidencia por sentencia judicial).[10]

Los candidatos que fueron vencidos por el antagónico COPEI en las décadas de 1960 y 1970 fueron Gonzalo Barrios, quien perdió ante Rafael Caldera y Luis Piñerúa Ordaz, quien fue derrotado por Luis Herrera Campins.

Luego del segundo período de gobierno de Pérez (1989-1993), el partido perdió popularidad, especialmente en las elecciones del Presidente de la República de 1993, cuando su candidato Claudio Fermín apenas rondaba el 20% de los votos obtenidos, en contraste con las elecciones anteriores, cuando obtuvo más del 50%.

Los comicios de 1998 fueron aun más traumáticos, ya que las encuestas no daban opciones de que ganara su candidato Luis Alfaro Ucero, por lo que el partido, una semana antes de las elecciones, cambió su voto a Henrique Salas-Römer, único candidato según las encuestas capaz de disputar la presidencia a Hugo Chávez, quien ganaría de todas formas.

A partir de este momento el mayor partido venezolano del siglo XX ha pasado a ser un partido de segundo orden. En los comicios del 2000 para la presidencia de la república no presentó candidato alguno y solo consiguió dos gobernaciones ( Monagas y Apure) y un reducido número de diputados a la Asamblea Nacional. En las elecciones de regionales del 2004 obtuvieron una gobernación ( Nueva Esparta), y decenas de alcaldías. En las elecciones parlamentarias de 2005 y las presidenciales de 2006 se abstuvo de presentar candidatos, por lo que tuvo que recoger firmas por primera vez en su historia para reinscribirse ante el Consejo Nacional Electoral.

El partido mantuvo una postura de férrea oposición al gobierno del presidente Hugo Chávez, siendo fuerte crítico de su gestión.

Siglo XXI

Después de 47 años con presencia en el antiguo Congreso de la República desde el 2005 y hasta el 2010 Asamblea Nacional, Acción Democrática no contaba con presencia en el parlamento nacional tras haberse retirado conjuntamente con la coalición de partidos políticos anti-chavistas de las elecciones parlamentarias de 2005 y haber llamado a la abstención en aquellos comicios.

En las Elecciones parlamentarias de Venezuela de 2005 AD presentó su propia tarjeta, pero el líder del partido Henry Ramos Allup, junto a muchos otros dirigentes de otros partidos políticos de oposición a Hugo Chávez, llamaron a toda la ciudadanía opositora a abstenerse de votar en estas elecciones para así invalidar las mismas y permanecer con la representación opositora actual que era de aproximadamente 70 de los 165 curules (de los cuales 33 eran de AD). Pero el CNE, con apenas una participación del 25,26% a nivel nacional no invalidó las elecciones y la oposición venezolana se quedó con 0 curules de 165, dándole así mayoría absoluta en el ente parlamentario al oficialismo.

Simpatizantes de Acción Democrática, en contra del fin de la concesión de RCTV en mayo de 2007.

En las Elecciones presidenciales de Venezuela de 2006 AD no presentó tarjeta y llamó a abstención. Manuel Rosales, candidato presidencial de oposición, no fue respaldado por la tarjeta de dicho partido. El candidato Rosales, dirigente de Un Nuevo Tiempo, antes del año 2000 fue dirigente adeco, llegando a ocupar cargos en el estado Zulia con su entonces partido: Acción Democrática.

Desde 2008 forma parte de la coalición opositora denominada Unidad Nacional, con la que participó en las Elecciones regionales de Venezuela de 2008. En el 2008 resultó también ser el primer partido opositor en esas elecciones en 14 de los 23 estados del país, los cuales son: Anzoátegui, Apure, Barinas, Cojedes, Falcón, Guárico, Lara, Mérida, Monagas, Nueva Esparta, Portuguesa, Sucre, Delta Amacuro y Vargas. En estas elecciones el Partido del Pueblo obtuvo 798.674 votos, lo que representa el 7.23% del total de los votos a nivel nacional, convirtiéndose así en el tercer partido más votado a nivel nacional y el segundo más votado de la coalición opositora.

A partir de 2010 Acción Democrática gana curules en elecciones para la asamblea nacional (antiguo congreso) en coalición con la MUD (Mesa de la Unidad Democrática) obteniendo 14 diputados y 13 suplentes. Con el eslogan «Venezuela necesita tu voto» y con una serie de propuestas legislativas, postulan junto alianza de partidos contrarios al actual gobierno de Venezuela sus candidatos. En estas elecciones obtuvo 924.339 votos, lo que representa el 8.17% de los votos válidos y lo convierte en el cuarto partido venezolano más votado, y a la vez lo convierte en el tercer partido de la coalición MUD, al acaparar el 17.33% de los votos de la misma.

Acción Democrática, como partido miembro de la Unidad Democrática, debía lanzar un candidato interno del partido o hacerse partido de coalición de alguno de los candidatos ya postulados a las elecciones primarias de la Unidad para posiblemente llevar a su candidato a ser el adversario a Hugo Chávez en las presidenciales de ese año.

El abanderado adeco hubiera sido Henry Ramos Allup, pero la dirigencia interna del partido prefirió sumarse a alguno de los candidatos presidenciales de las primarias, y la disputa se encontraba entre Antonio Ledezma y Pablo Pérez, aunque también había posibilidades menores de que el abanderado de AD fuera Henrique Capriles, Leopoldo López o María Corina Machado.

El Partido Acción Democrática, en una reunión realizada el día jueves 27 de octubre, fecha en la cual se conmemora el natalicio del presidente Carlos Andrés Pérez, el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) realizó una reunión extraordinaria en su sede de La Florida, en donde tenían como punto único la escogencia del apoyo del partido Acción Democrática a algún Precandidato Presidencial para las primarias que se celebraron el 12 de febrero de 2012. En la reunión intervinieron la Presidenta Isabel Carmona de Serra, el Secretario General de AD Henry Ramos Allup y todos los secretarios seccionales de AD entre ellos se destacan William Dávila, Ángel Medina y César Rincones. En dicha reunión el Secretario General Henry Ramos Allup anuncia que por votación del CEN de manera unánime, el abanderado de AD a las primarias de la Unidad Nacional sería el Gobernador del estado Zulia, Pablo Pérez Álvarez.

Después de las elecciones primarias, tras haber perdido Pablo Pérez Álvarez las elecciones primarias, el partido se sumó a la campaña de Henrique Capriles Radonski quedando como el candidato unitario. Desde entonces, todos los partidos políticos que conforman la Unidad Democrática respaldaron la candidatura de Henrique Capriles, quien se convirtió en el adversario de Hugo Chávez para dichas elecciones. Las elecciones se efectuaron el 7 de octubre tal como lo previsto, pero los resultados no fueron favorables para la llegada de Capriles a la presidencia.

En las Elecciones regionales de Venezuela de 2012 efectuadas el 16 de diciembre de ese año, AD vuelve a presentar su propia tarjeta, la cual se encuentra abajo y a la derecha, apoyando a casi todos los candidatos del bloque de la unidad, salvo a Liborio Guarulla quien fue suplido en la tarjeta por Magno Barros para Amazonas. En esta elección después de la derrota del 7 de octubre, Acción Democrática mantiene una posición firme en un esfuerzo en consolidarse nuevamente como el primer partido de oposición. Aunque 22 de los 23 candidatos de la Unidad fueron respaldados por AD, sólo 2 de ellos resultaron electos para un período de 4 años: Henrique Capriles en Miranda y Henri Falcón en Lara. Guarulla también ganó, pero no fue respaldado por AD. En el caso de Anzoátegui con Antonio Barreto Sira, quien es dirigente de AD y era la mayor apuesta de AD en estas elecciones, también perdió la gobernación de dicha entidad.

Henry Ramos Allup, Secretario General del partido, y presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela.

Tras el fallecimiento del presidente Hugo Chávez en marzo de 2013, el Consejo Nacional Electoral convoca nuevas elecciones presidenciales y Acción Democrática respaldó nuevamente la candidatura de Henrique Capriles Radonski a la presidencia de la República por la tarjeta de la MUD, esta vez contra Nicolás Maduro, candidato del Gran Polo Patriótico quien terminaría resultando electo.

En las Elecciones municipales de Venezuela de 2013 celebradas el 8 de diciembre del 2013, luego de ser cambiada de fecha en cuatro oportunidades y con un año de retraso con respecto a la convocatoria, la cual debió hacerse en diciembre del 2012 cuando se cumplían los cuatro años exactos de período constitucional que establece la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela para los Alcaldes y Alcaldesas Municipales y Metropolitanos, más aún en dicha elecciones se renovaron los cargos de concejales y concejalas Municipales los cuales tenían nueve años en funciones, con cinco años de período vencido.

Para estas elecciones, el partido postuló tal cantidad de candidatos que se consolidó como el primer partido en postulaciones dentro de la Mesa de la Unidad. De estos comicios el partido se alzó con 16 alcaldías y 271 concejales, de los cuales son 162 son principales y 109 suplentes.

Other Languages