Academia Mexicana de la Historia

Academia Mexicana de la Historia
Fundación 12 de septiembre de 1919
Sede central México D.F.,Flag of Mexico.svg México
Coordenadas 19°25′49″N 99°08′52″O / 19.43036389, 19°25′49″N 99°08′52″O / -99.14771944
Ámbito Nacional
Director Andrés Lira González (Desde 1988)
Servicios Divulgación e investigación histórica
Sitio web http://www.acadmexhistoria.org.mx/
[ editar datos en Wikidata]

La Academia Mexicana de la Historia, correspondiente de la Real Academia de la Historia española con sede en Madrid, fue creada el 12 de septiembre de 1919 sobre la base de la Academia de Historia que había sido fundada tres años antes ( 1916). En la época de su fundación contó con veinticuatro sillones de número, en 1990 se aumentó el número a treinta.

Historia

Las primeras Academias se fundaron en Francia en el siglo XVII, la idea para instaurar las similares en España surgió cuando el primer monarca de la Casa de Borbón Felipe V asumió el trono. De esta forma en el siglo XVIII, se creó la Real Academia Española (de la lengua) en 1713 y la Real Academia de la Historia en 1738.[1]

En México, los primeros antecedentes de la fundación se remontan a 1836, cuando el gobierno mexicano decretó la fundación de la Academia de la Historia, pero la inestabilidad política del país impidió consolidar el proyecto. En 1867, al caer el Segundo Imperio Mexicano y conseguirse la restauración de la República por parte de los liberales, se logró obtener una estabilidad en el país, que dio condiciones para retomar el proyecto de fundar una Academia.[2]

El 24 de noviembre de 1870, la Real Academia Española comenzó a instituir academias en Latinoamérica, de esta forma, se constituyó la Academia Mexicana de la Lengua en 1875.[4]

En 1901, durante el porfiriato, el marqués de Prat —a la sazón ministro de España en México— gestionó nuevamente el proyecto, sin embargo a pesar de que se llevaron a cabo reuniones y se eligió a Nicolás León como secretario, el proyecto no fue reconocido por la Academia de Madrid. En 1916, los articulistas y colaboradores de la Revista de Revistas revivieron el proyecto de manera independiente creando la Academia de Historia. Manuel Romero de Terreros viajó a España y realizó los primeros contactos y gestiones con la Academia de Madrid para buscar el reconocimiento del proyecto, fue entonces cuando fue nombrado miembro correspondiente, pero tuvo que regresar a México. El padre Mariano Cuevas continuó los trámites, de esta forma el 27 de junio de 1919 por moción los miembros, el Duque de Alba, el Marqués de San Juan de Piedras, Ramón Menéndez Pidal, Julio Pujol, Ricardo Beltrán y Juan Pérez de Guzmán finalmente se aprobó el proyecto. El 12 de septiembre de 1919 se inauguró la Academia Mexicana de la Historia con el reglamento de 1888 que se había redactado para las Academias de América y contemplando constituirse con veinticuatro sillones.[5]

Other Languages