Academia Brasileña de Letras

Academia Brasileña de Letras
ABL logo.svg
Academia brasileira de letras 1.JPG
Sede de la Academia Brasileña de Letras en Río de Janeiro.
Tipoorganización
Fundación1896
Fundador(es)Joaquim Machado de Assis
SedeRío de Janeiro, Brasil
Coordenadas22°54′38″S 43°10′22″O / 22°54′38″S 43°10′22″O / -43.1727458
Sitio webwww.academia.org.br

La Academia Brasileña de Letras (ABL) (Academia Brasileira de Letras en portugués) es una sociedad literaria brasileña sin fines de lucro fundada en Río de Janeiro a finales del siglo XIX por un grupo de 40 escritores y poetas inspirados por la Academia Francesa. La Academia Brasileña de Letras es el máximo órgano lingüístico y literario de Brasil.

El primer presidente, Machado de Assis, declaró su fundación el 15 de diciembre de 1896. La academia se estableció el 20 de julio de ese mismo año. La Academia Brasileña de Letras es según sus estatutos la autoridad en cuanto al "lenguaje nacional" de Brasil (el portugués). Hasta el día de hoy está compuesta por 40 miembros, conocidos como "Inmortales" (imortais), elegidos entre ciudadanos brasileños que han publicado trabajos o libros de reconocido valor literario. La posición de "Inmortal" es otorgada de por vida. Los nuevos miembros son admitidos mediante voto de los miembros de la Academia cuando una de las "sillas" queda vacante. Las sillas están numeradas y llevan el nombre de los primeros inmortales.

Historia

La institución se remonta a finales del siglo XIX, cuando escritores e intelectuales brasileños quisieron crear una academia nacional, semejante a la Academia Francesa. La iniciativa fue tomada por Lucio de Mendonça y concretada en reuniones preparatorias que se iniciaron el 15 de diciembre de 1896, bajo la presidencia de Machado de Assis (electo por aclamación) en la redacción de la Revista Brasileira.

En esas reuniones se fueron aprobados los Estatutos de la Academia Brasileña de Letras, el 28 de enero de 1897, componiéndose su cuadro de cuarenta miembros fundadores. El 20 de junio de ese año se realizó la Sesión Inaugural, en las instalaciones del Pedagogium, edificio ubicado frente al Passeio Público en el centro de Río de Janeiro.

Sin poseer sede propia ni recursos financieros, las reuniones de la Academia fueron realizadas en las dependencias del antiguo Ginásio Nacional, en el Salón Noble del Ministerio del Interior, en el salón del Real Gabinete Portugués de Lectura, sobre todo para sesiones solemnes. Las sesiones comunes se realizaban en la oficina de abogacía del Primer Secretario, Rodrigo Octavio, en la calle da Quitanda 47. A partir de 1947 la Academia obtuvo el ala izquierda del Silogeu Brasileiro, un edificio gubernamental que albargaba otras instituciones culturales y donde se mantuvo hasta obtener su sede propia.