Abdicaciones de Bayona

Las abdicaciones de Bayona tuvieron lugar el 5 de mayo de 1808 en el castillo de Marracq de la ciudad francesa de Bayona. Es el nombre por el que se conocen las renuncias sucesivas de los reyes Carlos IV y su hijo Fernando VII al trono de España en favor de Napoleón Bonaparte. El emperador francés, poco después, cedió tales derechos a su hermano José Bonaparte, quien reinó con el nombre de José I.

Tratado de Fontainebleau y motín de Aranjuez

Carlos IV abdicó en su hijo Fernando durante el motín de Aranjuez.

Deseoso el emperador francés Napoleón de aislar a Gran Bretaña, procedió a extender el bloqueo continental a su aliado Portugal. Ante las reticencias del príncipe regente Juan, el ejército francés entró en España el 18 de octubre de 1807 en dirección a Portugal, tras lo cual, el 27 de octubre, Eugenio Izquierdo y el general Duroc como plenipotenciarios pactaron en el Tratado de Fontainebleau (1807) el reparto de Portugal y el tránsito de 25.000 hombres de infantería y 3.000 de caballería. El 17 de noviembre entraron las tropas franco-españolas al mando de Junot y sin resistencia se dirigieron a Lisboa. Entretanto la familia real portuguesa había decidido embarcar el 29 de noviembre. El 22 de diciembre entró otro ejército liderado por Dupont con 22.000 efectivos de infantería y 3.500 de caballería sin tener la anuencia de la Corte española; y el 9 de enero, otro ejército al mando de Moncey con 25.000 efectivos de infantería y 2.700 de caballería cruzó la frontera. El 1 de febrero, contraviniendo lo pactado en Fontainlebleau, Junot depuso formalmente a la dinastía Braganza y al consejo de regencia designado por el príncipe regente, y proclamó el gobierno de Napoleón sobre la totalidad del territorio.

A mediados de febrero, los franceses se presentaron en Pamplona y ante la reticencia de cederles la ciudadela, la tomaron por sorpresa el 16 de febrero. Por otro lado entró un ejército dirigido por Duhesme de 11.000 hombres de infantería y 1.700 de caballería en dirección a Valencia, y bajo amenaza y temiendo la enemistad francesa, entraron el día 13 en Barcelona y el 28 de febrero en la ciudadela. Y con la autorización de Godoy el 5 de marzo se entregó San Sebastián y el 18 de marzo se rindió la ciudadela de Figueras. Además en marzo se formó un nuevo ejército de 19.000 hombres a las órdenes de Bessières. Sin embargo, se veía a Napoleón como protector de España. Por otra parte, el general Murat, lugarteniente de Napoleón para todos sus ejércitos en España, entró en España el 9 de marzo, llegó a Burgos el 13 y emprendió camino hacia Madrid el día 15.

En definitiva, temeroso Godoy de que ya hubiera 100.000 efectivos franceses en territorio español sin autorización y sin saber su objeto, decidió trasladar a la Familia real hacia América, viaje que inició el 13 de marzo encaminándose hacia Aranjuez.

Los rumores de que proseguiría la partida de los reyes el 17 ó 18 de marzo y la instigación del Príncipe de Asturias Fernando en la guardia de corps puso los ánimos alerta, y ante el revuelo provocado por la salida de Pepita Tudó, se procedió al saqueo de la casa de Godoy. Nuevas asonadas producidas por la captura del valido llevaron a Carlos IV a abdicar en su hijo Fernando el 19 de marzo,[1] para salvar al favorito.

Other Languages