Abadía de San Galgano

Abadía de San Galgano.

La abadía de San Galgano (en italiano, abbazia di San Galgano) es un edificio religioso cisterciense ubicado a pocos kilómetros de Siena, en el municipio de Chiusdino.

El lugar está constituido por el eremitorio llamado « Rotonda de Montesiepi» y de la gran abadía, ahora completamente en ruinas y reducida sólo a los muros.

Orígenes

De san Galgano, santo titular del lugar cuya fiesta es el 3 de diciembre se sabe que murió en 1181 y que, habiéndose convertido después de una juventud desordenada, se retiró a la vida eremítica para dedicarse a la penitencia, con la misma intensidad con la que anteriormente se dedicó a la disipación. La capilla fue edificada en 1185, sobre la tumba del santo que se había convertido en objeto de culto popular.

En el momento de la conversión, en la mañana de Navidad de 1180, Galgano Guidotti clavó su espada en una roca con la finalidad de transformar el arma en una cruz; en efecto, en la Rotonda hay una piedra en la que sobresale una empuñadura y un fragmento de una espada corroída por los años y las inclemencias meteorológicas, ahora protegida con un relicario de plexiglás. La evidente analogía con el mito arturiano no ha dejado de despertar curiosidad.