Abadía de Moissac

Abadía [de] San Pedro de Moissac
Abbaye Saint-Pierre de Moissac
Logo monument historique Clasificado MH (1840)
  Patrimonio de la Humanidad (parte de « Caminos de Santiago de Compostela en Francia», n.º ref. 868) (1998)
Moissac 4.jpg
Fachada de la iglesia abacial (sur)
Localización
País Flag of France.svg  Francia
División Flag of Midi-Pyrénées.svg  Mediodía-Pirineos
Subdivisión Tarn-et-Garonne
Municipio(s) Moissac
Información religiosa
Culto Católico

Estatus Abadía
Historia del edificio
Construcción VII-XV
Incendio(s) 1042
Datos arquitectónicos
Tipo Abadía
Estilo(s) Románico y gótico
Mapa(s) de localización
Abadía [de] San Pedro de Moissac ubicada en Mediodía-Pirineos
Abadía [de] San Pedro de Moissac
Abadía [de] San Pedro de Moissac
Abadía [de] San Pedro de Moissac (Mediodía-Pirineos)
[ editar datos en Wikidata]

La abadía [de] Saint-Pierre de Moissac (en francés, Abbaye Saint-Pierre de Moissac) es un conjunto arquitectónico religioso donde destacan sus extraordinarias esculturas románicas, ubicado en la comuna francesa de Moissac, dentro del Camino de Santiago.

Fundada en el siglo VII, fue saqueada por los musulmanes tras ser derrotados en la batalla de Poitiers, e incendiada en el año 1042. La abadía va a estar ligada en 1047 a la poderosa abadía de Cluny y se va a convertir, desde el siglo XII, en el más eminente centro monástico del suroeste de Francia. Si la abadía y el claustro ofrecen un ejemplo destacable de los estilos románico y gótico, es el tímpano de la portada sur el que constituye la verdadera obra maestra de Moissac.

La abadía de Moissac junto con su claustro forma parte de los bienes inscritos en el Caminos de Santiago en Francia, declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1998 con el código 868-061.[1]

El tímpano

Realizado en el siglo XII, ilustra la visión de San Juan del Apocalipsis en una profusión de detalles expresivos.

Construido entre 1110 y 1130, presenta en su centro un Cristo que descansa sus pies sobre un mar de cristal. Esta figura, habitualmente utilizada para decorar los tímpanos románicos, está rodeada de símbolos de los cuatro evangelistas, conocido como Tetramorfos ( Juan, Marcos, Mateo y Lucas). Los ancianos están ordenados rítmicamente en tres registros, formando la articulación del conjunto. El tetramorfo y los dos serafines forman una mandorla.

Al hieratismo de los personajes, se une lo irreal de ciertas posturas, todo ello con una decoración abundante y una pintura que resalta las características espirituales.

Other Languages