A cada cerdo le llega su San Martín

«A cada cerdo le llega su San Martín»[2]​ En muchas regiones la fecha es significativa porque es el día de referencia para el fin del año agrícola y el comienzo del nuevo año agrícola, día en el que se dan por finalizados los contratos de arriendos; por ello, la llegada de San Martín significa la finalización de un ciclo y el comienzo de otro, en el caso el sacrificio del cerdo de ese año, aunque no necesariamente coincide con esa época (el sacrificio se atrasa a la llegada de los aires fríos que ayudan a conservar la carne, ya hacia diciembre).

El mismo refrán, cambiando a veces cerdo por otros sinónimos como puerco, cochín, cochino o chancho, se usa en países latinoamericanos como México,[4]​ con la versión «A cada agosto le llega su San Martín».

En Francia se usa el mismo refrán: «à chaque porc vient la Saint Martin», mientras que tanto en español y francés como en alemán, inglés e italiano existen refranes con el mismo sentido, pero referidos a zorros y peleterías.[6]

Referencias

  1. Instituto Cervantes (ed.). «Ficha: A cada cerdo le llega su San Martín». Centro Virtual Cervantes. Madrid. Consultado el 24 de febrero de 2013. 
  2. El porqué de los dichos: sentido, origen y anécdota de los dichos, modismos y frases proverbiales de España, José María Iribarren, Aguilar, 1956, p.557
  3. When in Mexico, do as the Mexicans do: the clued-in guide to Mexican life, Herb Kernecker, p.103, ISBN 978-0-8442-2783-2
  4. a b Refranero tradicional argentino, Rubén Pérez Bugallo, Adriana Speranza, Marcelo Pagliaro
  5. Luisita Aguilera Patiño, Refranero panameño: contribución a la paremiología hispanoamericana, Universidad de Chile., 1955, pp.294-295
  6. Emanuel Strauss, Concise dictionary of European proverbs (1998), ISBN 978-0-415-16050-6 p.146
Other Languages