A Nightmare on Elm Street

Para la película de 2010, véase A Nightmare on Elm Street (película de 2010) o Películas de A Nightmare on Elm Street.

A Nightmare on Elm Street (Pesadilla en Elm Street en España y Perú, Pesadilla en lo profundo de la noche en Argentina, Pesadilla en la calle del infierno en México, Pesadilla en la calle Elm en Chile, y Pesadilla sin fin en Colombia) es considerada[ ¿quién?] una de las mejores películas de terror de la historia y una de las más innovadoras de la cinematografía estadounidense de 1984, fue distribuida por New Line Cinema, escrita y dirigida por Wes Craven y protagonizada por Heather Langenkamp, John Saxon y Johnny Depp, en lo que fue el primer papel cinematográfico del entonces joven actor.

Se trata de la primera aparición del paradigmático psicópata del cine de terror adolescente de los años 1980, Freddy Krueger, interpretado por Robert Englund, quien dio vida al personaje en otras siete secuelas más y una teleserie. La película fue un éxito de crítica, revitalizando el género "slasher", muy desgastado en la época, y uno de los sleeper hits de 1984. Recaudó casi 26 millones de dólares en taquilla con un coste de producción inferior a dos millones, salvando de esa forma a su productora New Line Cinema de la quiebra. Su enorme rentabilidad se tradujo en una larga franquicia de secuelas igualmente taquilleras, que encumbraron a Freddy Krueger como un símbolo de la década. A diferencia de las subsecuentes entregas, que potenciaban el humor negro del personaje, en ésta Krueger, sin perder la vena humorística, mantiene la seriedad de un onírico asesino implacable y peligroso que disfruta haciendo sufrir a sus víctimas. Ello dotó a la película de una sensación de angustia notable.

En 2010 se estrenó el remake con notable éxito de taquilla, aunque a juicio del fanatismo universal y la crítica especializada, carecía completamente de la frescura y profundidad del film original.

Argumento

Tina Grey ( Amanda Wyss) es una adolescente que tiene una horrible pesadilla en la que es perseguida por un hombre que lleva un jersey rojo y verde, un sombrero y un guante con cuchillas en su mano derecha. La persigue por un cuarto de calderas que parece no acabar, hasta que la atrapa y ella despierta gritando. Al día siguiente se da cuenta de que su amiga Nancy Thompson ( Heather Langenkamp) ha tenido el mismo sueño.

Esa noche Tina, Nancy y el novio de ésta, Glen Lantz ( Johnny Depp), tienen una fiesta nocturna para distraerla de sus pesadillas. El novio de Tina, Rod Lane ( Jsu García) se cuela en la fiesta y se acuesta con ella. Rod se duerme, pero Tina se levanta y empieza a caminar. Pronto descubre que está soñando y que el hombre de la pesadilla la persigue de nuevo.

Rod se despierta por el movimiento y la destapa; ve cómo unas navajas invisibles cortan a Tina, que es brutalmente levantada por el techo mientras da vueltas por la habitación. Llegan Nancy y Glen, que ven a Tina muerta. Rod ha huido por la ventana y la policía da por hecho que es el asesino y emprende su búsqueda. Al día siguiente Rod y Nancy se encuentran en la calle, él insiste en que es inocente hasta que llega el padre de Nancy, policía; Rod acaba siendo arrestado.

Ya en la escuela, Nancy se duerme y vuelve a tener otra pesadilla en la que aparece Tina en una bolsa para cadáveres. Nancy sale del aula, baja por unas escaleras y llega a un cuarto de calderas, donde es perseguida por el hombre que atacó a Tina. Al verse acorralada se quema expresamente con un tubo caliente, lo que la hace despertar. Sin embargo, del sueño se trae la quemadura en el brazo.

Nancy va a hablar con Rod en prisión y éste le cuenta lo que vio en la habitación de Tina. Nancy le cree, piensa que un asesino en serie intenta matarla a ella y a sus amigos.

Ya en casa, toma un baño de espuma y burbujas para relajarse. De repente se ve un guante con cuchillas salir del agua cuando ella se está durmiendo. Su madre ( Ronee Blakley) le grita desde la cocina: ¡"No te duermas en la tina, te podrías ahogar"!. Una mano sale de la tina y jala a Nancy hacia el fondo, que está a punto de ahogarse, pero logra escapar y entonces entra su madre en el baño y la consuela.

Esa noche Nancy sale de casa a ver cómo está Rod; a través de una ventana de la celda logra ver al mismo hombre entrar a la celda atravesando los barrotes. Nancy le grita frenética a Rod para que se despierte; el hombre se da cuenta y la mira, desapareciendo luego, para reaparecer junto a ella y perseguirla. Vuelve a casa perseguida por el hombre de sus sueños, que entra en su cuarto y la ataca. En ese momento despierta en su cama y se da cuenta de que todo era un sueño. Glen y ella se van corriendo a ver a Rod; mientras llegan, una de las sábanas de Rod se convierte en una cuerda y lo ahorca. Cuando llegan ya está muerto; todos dan por hecho, excepto Nancy, que se suicidó.

Nancy es ingresada en una clínica de terapia del sueño. De nuevo tiene una horrenda pesadilla en la que se hiere el brazo, pero descubre que esta vez se ha traído algo más de su sueño: el sombrero del asesino. Nancy sospecha que su madre esconde un secreto; la interroga y ella le revela que el dueño del sombrero era un hombre llamado Fred Krueger, apodado "Freddy". Freddy era un asesino en serie que mató al menos a veinte niños y adolescentes; y que salió de la cárcel debido a un tecnicismo. Así que un día, los padres de los niños en venganza quemaron a Freddy en un incendio, que juró vengarse. Lo único que se encontró de él fue su guante.

Nancy advierte a Glen de que no se duerma, y urde un plan para atrapar a Krueger. El teléfono de Nancy suena de nuevo y la voz de Freddy Krueger la amenaza de muerte. Mientras, en la casa de Glen, éste empieza a dormirse y Freddy aprovecha la ocasión para hacer que su cama literalmente lo engulla, escupiendo seguidamente una lluvia de sangre. La madre de Glen descubre la escena y llama a la policía. Al saberlo, Nancy se da cuenta de que Krueger ha matado a su novio y que ella va a ser la siguiente.

Intenta salir de la casa, pero la puerta está cerrada y le pide a su madre la llave; sin embargo, ella está borracha y empieza a balbucear. Nancy decide acostarla y empieza a montar trampas para Freddy por toda la casa. Le dice a su padre, que está en la casa de Glen investigando, que el asesino vendrá a por ella y que esté preparado para cuando le avise.

Nancy se duerme, su despertador suena y va al cuarto subterráneo de calderas, donde Freddy la descubre. Nancy corre hacia su habitación, donde es acorralada. En ese momento se despierta; sin embargo, esta vez no vuelve sola: Freddy sale de un lado de su cama y Nancy huye. El asesino va chocando contra las trampas, es golpeado por un martillo e incendiado. Llama a su padre desde la puerta de casa y éste acude, buscando a Freddy por toda la casa. Freddy ataca a la madre de Nancy, que estaba dormida, y la hace desaparecer. Tras intentar salvarla y cuando el padre de Nancy abandona la habitación, Freddy reaparece y le dice que va a morir, a lo que ella responde: "No voy a morir porque conozco tu secreto. Tú no eres real... y esto es sólo una pesadilla". Nancy se gira y se ve una cegadora luz blanca que destruye a Freddy.

En la última escena Nancy y su madre esperan a sus amigos, que vienen a recogerla para ir al instituto. Llegan en un coche descapotable; Nancy sube, de repente se cierra la capota (a rayas rojas y verdes, como el jersey de Freddy) y las ventanas y el coche arranca involuntariamente. Nancy pide auxilio a su madre, que piensa que se está despidiendo. En ese momento Freddy rompe la pequeña ventana de la puerta y se lleva a la madre de Nancy.

Other Languages
norsk bokmål: Terror på Elm Street
中文: 猛鬼街