A Fish Called Wanda

A Fish Called Wanda (titulada Un pez llamado Wanda en España y Los enredos de Wanda en Argentina y en México) es una película británica- estadounidense de 1988, del género comedia, escrita por John Cleese y dirigida por Charles Crichton. Sus protagonistas principales son John Cleese, Michael Palin (ex-miembros del grupo cómico Monty Python), Jamie Lee Curtis y Kevin Kline. Se hizo acreedora al Premio Óscar al mejor actor de reparto (para Kevin Kline) y a dos Premios BAFTA al mejor actor (para John Cleese) y a un premio BAFTA al mejor actor de reparto (para Michael Palin).

Argumento

La película gira en torno al robo a una joyería, planeado por George Thomason (Tom Georgeson), y las consecuencias que esto trae. La persona de confianza de George es Ken Pile (Michael Palin), un amante de los animales que además sufre de tartamudez. Junto con ellos vienen dos estadounidenses, la sensual estafadora Wanda Gershwitz (Jamie Lee Curtis) y el sicario y algo torpe Otto West (Kevin Kline); este último suele presumir de ser un intelectual, aunque el resto del grupo suele ratificarle su ignorancia, llamándolo estúpido —calificativo que él detesta.

El robo se logra realizar a la perfección. Sin embargo, después del hecho, Wanda y Otto traicionan a George reportándolo con la policía. Tardíamente descubren que George había escondido el botín en un nuevo escondite, en un casillero, y no planeaba revelarles cuál específicamente. Wanda decide que la mejor forma de obtener información es seducir al abogado de George, Archibald Leach (John Cleese), un hombre atrapado en un matrimonio sin amor con una mujer rica y de mal carácter. Mientras tanto, Otto decide que el mejor método es hablar con Ken, primero pretendiendo estar enamorado de él, y luego atándolo y amenazándolo con comerse su pez tropical (uno de los cuales es un pez ángel llamado Wanda).

George encarga a Ken que asesine a una testigo, una mujer de edad avanzada (Patricia Hayes), dueña de tres Yorkshire terriers. En sus intentos por asesinarla, Ken termina matando accidentalmente a cada uno de los perros. A continuación de la muerte del último perro, la mujer muere de un ataque al corazón.

Después de varias traiciones entre el equipo y de que la llave del casillero cambiara varias veces de manos, todos corren al aeropuerto en un intento de huir con el dinero. Ken logra vengarse de Otto, lo que provoca que supere sus problemas de tartamudez. Mientras tanto, Wanda y Archibald, que se habían enamorado, logran huir. George finalmente queda preso.

Other Languages