Año sin verano

El año sin verano
1816 summer.png
La temperatura del verano de 1816 fueron anómalas en comparación con las temperaturas medias de 1971–2000
Fecha 10 de abril de 1815
Lugar Monte Tambora, islas menores de la Sonda, Indias Orientales Neerlandesas
Coordenadas 8°15′S 118°00′E / -8.25, 8°15′S 118°00′E / 118
Consecuencias Causó un invierno volcánico que redujo la temperatura de 0.4 a 0.7 °C en todo el mundo
[ editar datos en Wikidata]

El año sin verano (también conocido como año de pobreza, el verano que nunca fue, el año que no tuvo verano, y Mil ochocientos hielo y muerte[4] Se cree que la anomalía fue causada por la combinación de una histórica caída en la actividad solar con un invierno volcánico, provocado este último por una serie de importantes erupciones volcánicas coronadas por la erupción del monte Tambora de 1815, en las Indias Orientales Neerlandesas (hoy Indonesia), la erupción más grande conocida en 1300 años, ocurrida durante las décadas finales de la Pequeña Edad de Hielo, sumado potencialmente al enfriamiento existente que venía produciéndose periódicamente desde el 1350 d. C.

El historiador John D. Post bautizó este suceso como "la última gran crisis de supervivencia del mundo occidental".[5]

Vista de la caldera del Tambora, donde una erupción provocó el «Año sin verano».

Generalidades

Las anormalidades del clima propiciaron un invierno severo que destruyó las cosechas en lugares tan variados como el sur de China, el norte de Europa y del nordeste estadounidense.[7]

En la actualidad se considera que las alteraciones meteorológicas ocurridas en 1815 se produjeron debido a las erupciones volcánicas del Tambora entre el 5 y el 15 de abril en la isla de Sumbawa (Indias Orientales Neerlandesas), lo que arrojó a la atmósfera superior millones de toneladas de polvo, cenizas volcánicas y dióxido de azufre. Como es normal tras una erupción volcánica fuerte, las temperaturas mundiales descendieron debido a la reducción de la luz del Sol.

Depósitos de sulfuros medidos en Groenlandia. El pico de 1816 corresponde a la erupción del Tambora, y el pico anterior en 1810 corresponde a la perturbación consecutiva a la erupción de un volcán desconocido, en 1809.[8]

Las raras alteraciones del clima durante ese año tuvieron un gran efecto en el norte de Europa y el nordeste americano. Típicamente, el fin de la primavera y verano del nordeste americano son relativamente estables: las temperaturas en promedio oscilan entre 20 a 25 °C, y raramente caen por debajo de 5 °C, la nieve en verano es una rareza extrema, aunque a veces en mayo hay periodos fríos.

Las consecuencias en todo el planeta fueron desastrosas, ya que bajaron las temperaturas en todo el planeta varios grados. Las cosechas se malograron, la lluvia se triplicó en algunas zonas del mundo (como en los polos) y nevó copiosamente en lugares cercanos al ecuador, como el sur de México y Guatemala.

En mayo de 1816, sin embargo, la escarcha quemó la mayoría de las cosechas que se habían plantado, y el 2 de junio una gran tormenta de nieve produjo muchas muertes. En julio y agosto, se observó hielo en ríos y lagos en latitudes tan al sur como Pensilvania. Fueron comunes impresionantes y rápidas oscilaciones de temperatura, pasando en cuestión de horas de las normales o superiores a lo normal del verano (tan altas como 35 °C) a cercanas al punto de congelación.
Aunque los granjeros de Nueva Inglaterra consiguieron que las cosechas de maíz y otros granos llegaran a madurar, los precios subieron considerablemente. La avena, por ejemplo, casi multiplicó por ocho su precio, pasando de 12 centavos por bushel del año anterior a 92 centavos.

Europa, que todavía se estaba recuperando de las guerras napoleónicas, padeció la escasez de comida. Estallaron disturbios en Gran Bretaña y Francia y se saqueaban almacenes de grano. Sin embargo, la violencia fue peor en Suiza, donde el hambre forzó al gobierno a declarar emergencia nacional.

En China, las anómalas bajas temperaturas durante el verano y el otoño asolaron la producción de arroz en la provincia de Yunnan en el sudoeste, extendiendo la hambruna. En el fuerte Shuangcheng, ahora en la provincia de Heilongjiang, se informaba de tierras devastadas por la escarcha, lo que resultó en la deserción de los reclutas. Se produjeron nevadas veraniegas en varias localidades de las provincias de Jiangxi y de Anhui, al sur del país. En Taiwán, que posee clima tropical, nevó en Hsinchu y en Miaoli, y heló en Changhua.[9]

En 1920, el climatólogo estadounidense William Humphreys determinó la causa del año sin verano, tras leer un tratado escrito por Benjamin Franklin en 1783 culpando del verano extraordinariamente fresco al polvo volcánico proveniente de la erupción de Laki en Islandia.

Other Languages
العربية: سنة بلا صيف
azərbaycanca: Yayı olmayan il
Esperanto: Jaro sen somero
Bahasa Indonesia: Tahun tanpa musim panas
日本語: 夏のない年
lietuvių: Metai be vasaros
Nederlands: Jaar zonder zomer
norsk nynorsk: Året utan sommar
norsk bokmål: Året uten sommer
polski: Rok bez lata
português: Ano sem Verão
русский: Год без лета
Simple English: Year without a Summer
slovenščina: Leto brez poletja
српски / srpski: Година без лета
українська: Рік без літа
中文: 無夏之年