500 Millas de Indianápolis

Indianapolis 500
2008 Indianapolis 500 Start.jpg
Temporada actual Motorsport current event.svg Edición 100.ª de las 500 millas de Indianápolis
Categoría Monoplaza
Ubicación Bandera de Estados Unidos Indianápolis, Estados Unidos
Fundación 1909
Director general Tony George
Lema Ladies and gentlemen, start your engines
(Damas y caballeros, enciendan sus motores)
Ámbito Internacional
Ganadores
Piloto campeón Bandera de Estados Unidos Alexander Rossi
Participantes
Pilotos 33 (desde 1934 en adelante)
Constructores Dallara/ Honda
Motores Honda/ Chevrolet/ Lotus
Sitio oficial
[ editar datos en Wikidata]
Mapa del óvalo de Indianápolis.
Vista aérea

Las 500 Millas de Indianápolis, también conocida como Indianápolis 500 o Indy 500, es una carrera de automovilismo de velocidad para monoplazas celebrada anualmente en el óvalo Indianapolis Motor Speedway localizado en Indianápolis, estado de Indiana, Estados Unidos. Es uno de los eventos de motor más antiguos existentes.

El complejo automovilístico en el cual se celebra la prueba fue construido en 1909, y la primera edición de la carrera se celebró en el año 1911. En el año 2011 se conmemoró el centenario de las 500 Millas de Indianápolis, que debido a los recesos por las dos guerras mundiales fue la 95.ª edición de la carrera.

Desde 1911 hasta 1995, la carrera la fiscalizó el Comité de Competición de la AAA ( Asociación Automovilística Americana), y formaba parte del Campeonato Nacional de la AAA. Luego del desastre de las 24 Horas de Le Mans de 1955, la AAA dejó de organizar carreras. Tony Hulman, dueño del óvalo de Indianápolis, creó el USAC y las 500 Millas se convirtió en la prueba por excelencia del Campeonato Nacional del USAC. Asimismo, fue puntuable para el Campeonato Mundial de Fórmula 1, aunque contó con pocos pilotos de aquella.

En 1979, varios equipos fundaron la CART, que comenzó a organizar su propio campeonato de monoplazas. Años después, el USAC dejó de organizar carreras de Indy, aunque siguió fiscalizando las 500 Millas de Indianápolis, la cual se incorporó rápidamente al calendario de la CART.

Tony George, dueño de Indianápolis a principios de la década de 1990, fundó un campeonato de óvalos en 1996 llamado Indy Racing League, luego IndyCar Series, por lo que las 500 Millas de Indianápolis pasó a ser válida para el nuevo certamen. La IndyCar y la CART, luego renombrada Champ Car, convivieron hasta 2008, cuando la segunda entró en bancarrota.

Historia

Invento del espejo retrovisor

En 1911, el ganador, Ray Harroun con un Marmon Wasp, además de ser el primer ganador de las 500 Millas se le recordará por un invento nunca antes usado en un vehículo motorizado: el espejo retrovisor. Con ese, hoy sencillo artilugio, se facilitó el triunfo; saliendo desde la posición 28 de los 40 participantes, que hasta hoy en día ostenta el récord conjuntamente con Louis Meyer (1936) en ganar la Clásica 500 desde la posición más retrasada de salida. En esa ocasión empleo 6:42:08 horas a un promedio de 74,602 millas/hora para completar 200 vueltas equivalentes a 500 millas.

Las Guerras Mundiales

Los años 1917 y 1918 la carrera se suspendió, debido a la Primera Guerra Mundial, así como entre los años 1942 y 1945, durante la Segunda Guerra Mundial. Desde entonces, se ha celebrado de forma ininterrumpida.

El primer ganador

Aunque pasó a la historia como el primer ganador cabe acotar dos atenuantes: El equipo Nordyke & Marmon Company estaba compuesto de dos coches conducidos por Joe Dawson, Ray Harroun y Cyrus Patschke, inscrito como relevo, que alternó treinta y nueve vueltas con Harroun y otras tantas con Dawson. El segundo atenuante y el más controvertido fue que, el verdadero ganador fuese Ralph Mulford, fue él quien cruzó la línea de meta en la primera posición, pero circunstancias como la imprecisión del método de medición en los tiempos y un accidente en los finales de la carrera que entorpeció la libre circulación en pista complicaron dilucidar el resultado dándo como ganador al día siguiente a Ray Harroun.

Botella de leche

Louis Meyer fue el primero que ganó en su debut (exceptuando los de la primera edición) y en lograr la trilogía, en su segundo galardón al cruzar la línea de meta pidió un vaso de leche para festejar el triunfo. Cuando repitió, su tercer triunfo en 1936 volvió a solicitar un vaso de leche, pero a cambio recibió una botella de suero de leche (muy usual en el sur de EE.UU.). Un hábil fotógrafo inmortalizó el momento en el que bebía de la botella sostenida con dos dedos, los otros tres los mantenía abiertos en alusión a sus tres triunfos. Un ejecutivo de la compañía local de productos lácteos vio la oportunidad de usar la imagen en publicidad y se aseguró de que se repitiese en los siguientes años; exceptuando un periodo (1947–1955) que al parecer no se ofrecía ya, la práctica se reavivó en 1956 hasta el presente.

En 1993, Emerson Fittipaldi en su segunda conquista lo festejó con jugo de naranja, justificado por que él era productor del cítrico en Brasil. Luego tomó de la tradicional botella de leche, eso sí fuera de cámaras. Aun así, tanto el público como algunos periodistas lo criticaron por esa atribución al respecto.

Emerson Fittipaldi conduciendo el Penske PC-23 en el evento de 1994.
Scott Dixon, ganador en 2008 hace su calificación para la pole en la Indy 500 de 2008.

Solo para 33

Después de la primera edición la AAA (American Automobile Association), ente regulador en esa época, asignó una fórmula para limitar el número de participantes, basada en la relación entre la longitud total del óvalo (2,5 millas) y la distancia de seguridad entre coche y coche de 121,92 metros. Sin embargo de 1912 a 1914 se optó por 30 automóviles, pero a partir de 1915 se aplicó la limitación en 33 vehículos. Ha habido numerosas ocasiones entre 1916 y 1928 en que el número permitido se aumentó durante los años de la depresión a 40, el máximo fue en el 1933 con 42 automóviles. Pero a partir de 1934 el máximo fue desde entonces los 33, exceptuando por circunstancias atenuantes a 35 en las ediciones de 1979 y 1997. La proeza de entrar en la lista de los 33 es ya una victoria, lógicamente para el ganador la gloria, pero también hay una historia y entresijos no menos importantes, guardados en la memoria de cada uno de los que intentaron clasificarse entre los treinta y tres elegidos y que nunca pudieron, pilotos, equipos mecánicos; les queda como consuelo que al menos rodaron en el mítico óvalo.

La máxima velocidad

Las velocidades vertiginosas que se experimentan en el óvalo son infartantes para cualquier mortal: Ya en 1911 las 74,602 millas por hora de Ray Harroun eran velocidades impensables para la época. Extraoficialmente Arie Luyendyk recorrió las 2,5 millas a un promedio de 384,969 km/hora (239,26 millas/h) en las clasificaciones del 1996. Tom Sneva, fue el primero en superar la barrera de las 200 millas la vuelta en las Clasificaciones en 1977 a un promedio de 200,535 millas la hora. Oficialmente desde 1996 el promedio en carrera de 185,981 millas la hora logrado por Luyendyk no fue batido hasta el año 2013 cuando Tony Kanaan registró 187,433 millas por hora; aunque Eddie Cheever ostenta el récord de vuelta en carrera en 236,103 millas la hora (379,889 km/hora).

Tragedias

Juan Manuel Fangio dijo una vez: Correr es vivir. Pero aquellos que murieron mientras estaban corriendo supieron tal vez, cómo vivir más que todos los otros. La tragedia también escribió parte de la historia de las Indy 500: un total de 41 conductores perecieron en el Brickyard, 18 en plena carrera y 23 en entrenamientos y clasificaciones. El primer conductor en perecer en este evento fue William Bourque en el año 1909.

Sweepstakes

Originariamente hasta 1916 se publicitó como International 500 Milles Sweepstakes Race “500 Millas Carrera Lotería” sin embargo los lugareños ya la llamaban Indianápolis 500 o "las 500". En 1919 se promocionó como Internacional Sweepstakes "Loterías Internacionales" nombre que se utilizó hasta los ´80. 65th Indianapolis 500 Mille Race fue el nombre oficial que se utilizó partir de 1981 hasta el presente. Como gesto histórico en conmemoración de la Era Centenaria (2009-2011), en las entradas se imprimió 93rd 500 Milles Interantional Sweepstakes.

Fórmula 1

El trofeo Borg Warner.

La trascendental cita no pasó desapercibida para la Fórmula 1: en la década de 1950, formaba parte del Campeonato que otorgaba puntos para el Mundial de Conductores. No fue hasta 1965 cuando el constructor británico Colin Chapman, con un Lotus Ford conducido por Jim Clark, fueron los primeros no estadounidenses en ganar las Sweepstakes 500. Al año siguiente, logró la misma proeza otro legendario: Graham Hill con un Lola Ford, también británicos.

El trofeo Borg Warner

Es uno de los trofeos más codiciados en el mundo del deporte, que se le otorga al ganador de cada 500 Millas de Indianápolis desde 1936. La iniciativa fue realizada por la empresa Borg Warner Company un año antes y fue presentada en una cena a Eddie Rickenbacker, declarando oficialmente el trofeo como un reto de gloria y tradición para el vencedor del legendario evento. Fabricado en plata, la originalidad de esta obra de arte es que en su superficie están grabados todos los rostros de los ganadores desde la primera edición. Es el trofeo más antiguo en el deporte del motor, incluso Louis Mayer (el primero en recibirlo) lo comparó con la medalla Olímpica. Junto con el Trofeo Borg Warner el ganador recibe un cheque de una cantidad no muy corriente. Emerson Fittipaldi fue el primero en superar la barrera del millón de dólares en 1989. Scout Dixon, en 2008, se embolsó 2.988.055 Dólares.

La primera mujer

La primera mujer en participar en las 500 fue Janet Guthrie (1977-1979). En la edición 2009, tres mujeres formaron parte de la salida: Sarah Fisher, Danica Patrick y Milka Duno. La famosa frase "Caballeros: enciendan sus motores" se modificó por "Damas y caballeros: enciendan sus motores".

Other Languages