12 de Octubre Football Club

12 de Octubre de Itauguá
Datos generales
Nombre completo 12 de Octubre Football Club
Apodo(s) El Globo, El Rayadito,[1] Los Tejedores, Hijos de Colón
Fundación 14 de agosto de 1914 (102 años)
Presidente Bandera de Paraguay Víctor Duarte
Entrenador Bandera de Paraguay Carlos Espínola
Instalaciones
Estadio Luis Alberto Salinas Tanasio
Itauguá, Paraguay
Capacidad 10 000
Inauguración 1965
Uniforme
Kit left arm.svg
Kit body stripesandshouldersonwhite.png
Kit right arm.svg
Kit shorts.svg
Titular
Kit left arm blueshoulders.png
Kit body blueshoulders.png
Kit right arm blueshoulders.png
Kit shorts.svg
Alternativo
Última temporada
Liga Tercera División
( 2016)
[ editar datos en Wikidata]

El 12 de Octubre Football Club, también conocido como 12 de Octubre de Itauguá, es un club de fútbol situado en la ciudad de Itauguá, a unos 30 kilómetros de la capital de Paraguay, Asunción. Fue fundado el 14 de agosto de 1914 y milita en la Tercera División.

El 12 de Octubre es el único club fuera del área metropolitana en haber obtenido un campeonato en un torneo oficial a nivel nacional, pues se consagró campeón del Torneo Clausura 2002. Además, es junto a Sportivo Luqueño de Luque y Atlético Colegiales de Lambaré, uno de los tres únicos clubes no asuncenos campeones de competencias oficiales del fútbol paraguayo.

Historia

Stamps of Paraguay, 2014-14.jpg

Génesis azul y blanco

Si bien resulta imposible fechar el momento exacto en el que el fútbol comenzó a ser practicado en Itauguá, en contrapartida, se puede dar relieve a los eventos que contextualizaron la fundación del primer club de la ciudad.

Corrían los primeros años del siglo XX, cuando el ciudadano holandés William Paats introdujo la práctica del fútbol en el Paraguay. La rapidez con que la novedosa disciplina captó el interés de la juventud y se ganó numerosos adeptos, perfilándose como un deporte de masas; hizo que el propio Paats se comprometiera en su difusión e institucionalización. Merced a este vigoroso empuje, el balompié fue expandiéndose sostenidamente desde la capital hacia el interior del país.

En aquel tiempo, Itauguá se reducía a un caserío poblado por unos 3000 habitantes, edificado en torno al señorial templo de la Virgen del Rosario, cuya reconstrucción había finalizado en 1908. Por espacio de doce años, esta obra había absorbido en gran medida la atención y los recursos de la comunidad, haciendo que por ende la vida social y cultural estuvieran centradas en torno al liderazgo la Iglesia, sin que las influencias foráneas tuvieran mayores incidencias sobre ellas.

No obstante, los itaugueños pronto quedarían fascinados ante la aparición un elemento que, de cierta manera, terminaría imprimiendo una nueva dinámica a la somnolienta vida cotidiana la época: hablamos de la pelota. Probablemente fuera Don Salvador Melián, un destacado comerciante del rubro del tabaco, quien trajera el primer balón de fútbol, allá por 1910. Esta idea se sostiene en el hecho de que Melián estaba muy ligado a la actividad deportiva, pues fue presidente y a la vez jugador del Club Guaraní, en 1906, cuando se coronó campeón invicto del primer torneo realizado por la novel Liga Paraguaya de Foot Ball.

Una simpática anécdota sostiene que en un primer momento, aquel primigenio esférico infundía sorpresa e incluso temor a los niños que presenciaron los juegos realizados con él, por fuerte sonido que el cuero crudo producía al botarlo contra el suelo. Esto podía deberse en parte, al aura de misterio que todavía rodeaba al fútbol, del que no se tenían más que referencias que las de la capital; donde ya era habitual que cada domingo los pioneros se trenzaran en reñidos cotejos, ataviados de pantalones cortos y botines con clavos. O bien de la vecina Ypacaraí, donde El Porvenir F.B.C. competía en la Liga Centenario, para posteriormente coquetear con el ascenso a la primera división de la Liga Paraguaya, hacia 1912.

Una vez superado el estupor inicial, el juego no tardó en volverse común entre los jóvenes y los niños, haciendo de las polvorientas calles y los baldíos, sitios propicios para la disputa de cada improvisado “match”. La arrolladora pasión futbolera se había instalado de manera definitiva en la ciudad, pero sin que hubiera una institución que se encargara de su práctica reglamentaria. Este fue el motivo que impulsó a un grupo de vecinos y amigos, encabezados por el comerciante de origen libanés Don Félix Tanasio Paivé, a fundar el primer club de fútbol de Itauguá. La convocatoria para llevar a cabo tal idea fue fijada para el jueves 14 de agosto de 1914, a las 8 PM, en la residencia del mencionado.

En ese recinto, por medio de una sencilla asamblea, se acordó la creación del 12 de Octubre Foot Ball Club, cuyo nombre estaba inspirado en una ley de reciente promulgación, la que establecía la fecha 12 de Octubre como “Día de la Raza” en honor al arribo del Almirante Cristóbal Colón al continente americano. El nombre fue recibido con beneplácito por los concurrentes, a la razón que dos meses después, en ese mismo año, se estaría celebrando por primera vez el descubrimiento de América en el Paraguay, merced a un decreto emitido el 14 de abril anterior por el entonces presidente de la República, Don Eduardo Schaerer.

En cuanto a los colores institucionales, la tradición señala que se eligieron el azul y el blanco gracias a una moción presentada por la maestra Espiridona de Román Demaría, a la sazón directora de la escuela del pueblo. Estos fueron inspirados en un bouquet de azahares y azaleas que la misma había confeccionado como centro de mesa para la reunión fundacional.

Posteriormente, fue elegido presidente Don Miguel Aldama, y se constituyó la primera comisión directiva.

Década de 1990

El club jugó en ligas regionales de fútbol desde poco después de su fundación y hasta el año 1996.

En el año 1994 participó en el único Campeonato Nacional Integrado, junto a 14 clubes de la capital y 6 del interior del país. Acabó en 10º posición en la primera etapa (mejor ubicado entre los representantes de la U.F.I.) y 14º en la general.

En 1997 fue invitado a participar en el primer torneo de la División Intermedia como representante de su ciudad y del interior, ese mismo año se coronó campeón de esta división creada para integrar a clubes afiliados directamente a la A.P.F. con los de la U.F.I.[2] A partir de 1998 militó en la Primera División del fútbol paraguayo. Por este logro, es el primer equipo de la Unión del Fútbol del Interior (o de una liga regional) que logra su ascenso a la máxima división de este deporte.

La gloria

En el año 2002 el 12 de octubre de Itauguá literalmente tocó el cielo con las manos al conquistar el título de campeón del Torneo Clausura,[4] Este éxito cobra aún más valor por el gran mérito que supone vencer a poderosos adversarios en la lucha por el campeonato tales como Olimpia, flamante campeón de la Copa Libertadores 2002, Libertad, el más laureado de la década en competencias locales, y Cerro Porteño, uno de los clubes más importantes del país. Dicho título además le otorgó el derecho a participar en la Copa Libertadores de América del año siguiente, en la cual no superó la primera ronda.

La salvación

El 12 de octubre llegaba a la última fecha del Clausura 2007, tras realizar una mala campaña, a un paso de descender. Le tocaba jugar como visitante ante su rival directo en la lucha por la permanencia, el Sportivo Trinidense. Solo una victoria podía salvar al conjunto itaugueño. Las cosas no podían ponerse peor para ellos, porque hasta los 85 minutos del partido, el equipo de Trinidad iba arriba en el marcador, 1 a 0. Pero en los pocos minutos que quedaban de juego y cuando ya parecía sentenciado el equipo de la Ciudad del Ñ andutí, se dio vuelta el resultado con goles de Diego Miranda y Elvis Marecos, para así terminar ganando de forma agónica y sorprendente por 2 a 1,[6]

El descenso

En 2009, al finalizar con el segundo peor promedio de puntos obtenidos en las últimas tres temporadas, el cuadro itaugüeño debió disputar una vez más la serie de dos partidos por la promoción de categoría. En ella, enfrentó al Sport Colombia ante el que cayó en la definición por penales luego de empatar ambos encuentros. De esta forma el 12 de octubre retornó a la Segunda División tras competir durante 11 años en Primera (1998-2009).[7]

En el 2010, el equipo tuvo una irregular temporada en la Segunda División, llegando a estar tanto puntero en la tabla como en último lugar, y terminó a mitad de tabla. Para la temporada 2011, se contrató a Jacinto Elizeche como drector técnico del equipo, aunque los malos resultados durante la temporada trajeron consigo su destitución y la del técnico que le procedió, Estanislao Struway. Ese año el equipo descendió a Tercera División, pero debido a su proximidad a la capital, en vez de que participe en el Campeonato Nacional B (organizado por la U.F.I.) se decidió pasarlo a la Primera División B.

Rápido retorno a la Primera División

El año 2012 en su primera participación en la Primera División B (Tercera División), logró el título de campeón con una marca de solo 3 partidos perdidos. Con esto también logró su retorno a la División Intermedia (Segunda División) para el 2013.

La temporada 2013 fue buena para el club, pues acababa de volver a la División Intermedia tras un año de ausencia y consiguió el subcampeonato y el ascenso a la Primera División.

Descensos consecutivos

El retorno del club a la Primera División en la temporada 2014 fue efímera, pues tras jugar los torneos Apertura y Clausura no pudo permanecer en la máxima división ya que terminó en la última posición en la tabla de promedios y volvió a descender a la División Intermedia.

En la temporada 2015 al club le cuesta adaptarse a la División Intermedia y tras una muy mala campaña a falta de 6 fechas para concluir el campeonato volvió a descender, pues su bajo promedio lo condenó,[9] así en la temporada siguiente volvió a la Primera División B (Tercera División).

En la temporada 2016 en su retorno a la Primera División B terminó en el 9º puesto alejado de ambos extremos de la tabla.

Other Languages