Éxodo rural

Monumento a la madre del emigrante en San Sebastián de Garabandal.
Comarca de La Valdería, León, España, años 1970.

El éxodo rural o éxodo campesino se refiere a la emigración, generalmente de gente joven (adolescentes y adultos jóvenes) del campo a la ciudad. Este proceso es muy antiguo y se aceleró con la Revolución Industrial y, sobre todo, a partir de la segunda mitad del siglo XX. Se suele considerar como un tipo especial de migración porque en ella, no sólo se cambia de lugar de residencia, sino también de profesión, por motivos más que evidentes, dadas las diferencias geográficas tan grandes que existen entre las oportunidades, número y características de los diferentes tipos de empleo que existen en el campo, con relación a la ciudad, además de los cambios en los aspectos sociales, culturales y medioambientales de la vida urbana.

Hitos en la Historia

La historia cultural de las migraciones nos muestra grandes épocas caracterizadas por etapas de expansión de grandes poblaciones separadas por períodos de inflexión en la que, por diversos motivos, disminuyen sustancialmente esas migraciones en número y en variedad de destinos. A grandes rasgos, los motivos de la expansión o disminución de las migraciones serían:

  • La Revolución Neolítica, con el desarrollo de la agricultura bajo riego, la cerámica, cestería, el pastoreo, los aperos agrícolas y otros muchos avances técnicos, ocurrida hace 10.000 años y que mejoró sustancialmente las posibilidades de emigrar. Hasta cierto punto la revolución neolítica fue un proceso histórico inverso al éxodo rural, en el que los habitantes a orillas de los ríos, que vivían de la pesca, la caza y la recolección pudieron expandirse en la ocupación progresiva del espacio. El resultado fue el comienzo de una nueva etapa histórica que convirtió los espacios abiertos, silvestres y hasta selváticos, a través de la sedentarización, en zonas de pueblos que fueron aumentando de tamaño poco a poco y que podríamos catalogar desde épocas muy antiguas como espacios rurales. Este proceso ocurrió en Mesopotamia, en el Valle del Nilo, en los valles del Indo, del Ganges y del YangTse y más recientemente en las civilizaciones americanas (azteca, inca, chibcha y otras).
  • Los imperios marítimos del mundo mediterráneo (fenicios, griegos, cartagineses, romanos) que desarrollaron enormemente el comercio, la artesanía, la navegación y la agricultura, además de la fundación de ciudades, que servían de lugar de intercambio comercial de la producción agrícola local (en el hinterland de cada ciudad-puerto) con la metrópoli. El Imperio Romano, por ejemplo fundó numerosas ciudades en gran parte de la Europa Meridional y Central, y para poblar esas ciudades desplazó muchas personas de unos países a otros en un sentido o en otro. Por ejemplo, el territorio de la actual Rumanía fue poblado con campesinos "movilizados" militarmente de España (Trajano, Adriano y otros fueron emperadores nacidos en España y otros países) y en sentido inverso, se fundaron muchas ciudades en todos los países del Imperio con los antiguos soldados "desmovilizados" durante los varios siglos que se denominó la época de la "Pax Romana". El caso de Emérita Augusta, la actual Mérida (España) es un ejemplo clásico, donde se establecieron soldados "eméritos", es decir, jubilados o retirados, a fundar familias y vivir de la agricultura y el ciclo de etapas de poblamiento y de éxodo rural prosiguieron hasta nuestros días.
  • Las invasiones bárbaras, incluyendo la expansión musulmana en los tres continentes, la cual estableció pueblos y aldeas agrícolas con una agricultura floreciente y que también iniciaron un éxodo rural con el crecimiento de muchas ciudades (Damasco, Alejandría, Córdoba, Valencia, etc.).
  • El descubrimiento, conquista y colonización de América
Other Languages
brezhoneg: Divaeziañ
català: Èxode rural
English: Rural flight
français: Exode rural
hrvatski: Ruralni egzodus
한국어: 과소문제
occitan: Exòde rural
português: Êxodo rural
русский: Кризис села
srpskohrvatski / српскохрватски: Ruralni egzodus