Érase una vez en América

Érase una vez en América (título original: Once Upon a Time in America) es una coproducción cinematográfica italo-estadounidense de 1984, dirigida por Sergio Leone[1]​ y protagonizada por Robert De Niro y James Woods. Es una película no lineal que ocurre en 1920, 1932/33 y 1968.

Fue la última película dirigida por Sergio Leone[3]​ Por su duración, se llegó a presentar en las pantallas de cine en dos partes, y la obra grabada se encuentra también en dos partes, aunque en el rodaje no hay intención de intermedio.

Fue galardonada con el premio BAFTA 1984: a la mejor banda sonora (Ennio Morricone), y al mejor vestuario (Gabriella Pescucci).[4]

Argumento (Versión europea y en orden cronológico)

La película comienza cuando Noddles tiene que abandonar Nueva York y se cuenta desde entonces con escenas retrospectivas cronológicas desde 1920.

1920

En el gueto judío del Lower East Side de Manhattan (Nueva York) a principios del siglo XX, David Aaronson "Noodles", un joven judío de clase baja, conoce a Maximilian Bercovicz "Max", otro joven de origen hebreo dispuesto a llegar lejos por cualquier método. Ellos entablan una gran amistad y forman, con otros tres amigos del barrio, Patrick Goldberg "Patsy", Philip Stein "Cockeye" y Dominic una banda que prospera rápidamente con ayuda de otro amigo, Moe "Fat" Gelly, de cuya ambiciosa hermana Deborah Noodles está enamorado y viceversa.

Desgraciadamente, son perseguidos por Bugsy, el tipo para el que Noodles y sus amigos trabajaban anteriormente, y en uno de sus asaltos mata a Dominic. Rápidamente Noodles se tira encima de él por ello y lo mata, por lo que pasará 12 años en prisión, ya que la policía pudo verlo.

1932/33

Cuando Noodles sale de prisión, le recibe Max, que sigue con su banda junto a los otros dos amigos, Patsy y Cockeye, y que ha prosperado aún más durante su ausencia. Los cuatro juntos, finalmente, consiguen convertirse, en tiempos de la Prohibición, en una de los mayores y exitosas bandas de gánsteres de todo el país. En su época dorada, Noodles quiere casarse con Deborah, pero ella lo rechaza por sus ambiciones artísticas y por su deseo de subir socialmente, lo que lleva a la ruptura entre ambos.

Finalmente, a través de su éxito en el mundo criminal, la banda es contratada por políticos para ayudar a un sindicato en su lucha contra la patronal durante una huelga, ya que contrata a gánsteres para romper esa huelga. Tienen éxito en sus acciones y les ofrecen por ello un puesto permanente entre ellos, lo que significaría una subida social y económica, la posibilidad de contrarrestar con creces todas las pérdidas que ocasionaría el venidero fin de la Prohibición y la posibilidad de tener contactos con la política. Todos excepto Max lo rechazan por desconfíanza hacia los políticos.

Finalmente, pocos días antes del fin de la Prohibición, todos excepto Noodles, que no estaba allí, son masacrados por la policía de una forma misteriosa en una redada de la policía local de Nueva York. Adicionalmente el dinero de la banda (US$1 millón) desaparece. Noodles, atormentado por lo ocurrido, tiene que despedirse de Fat y abandonar inmediatamente Nueva York después de ello para protegerse de asesinos, que, de repente, le persiguen por ello y vigilan a Fat para ese propósito.

1968

35 años después Noodles, viviendo parcialmente fuera de la realidad por lo ocurrido y bajo una identidad falsa para mantener su protección, encuentra finalmente una pista sobre lo ocurrido a través de una misteriosa carta dirigida hacia él, donde se le informa, que se han puesto los cadáveres de sus amigos muertos en un lugar de lujo. Por ello decide volver a Nueva York para resolver el misterio de lo ocurrido y enfrentarse a su pasado una última vez. Para ello recluta la ayuda de Fat, que también sufrió por lo ocurrido.

En su investigación descubre, que el hombre, que lo hizo, es el Secretario Bailey, un hombre importante en la política, que se ha convertido en el protagonista de un escándalo sindical y político por ser el principal sospechoso de un sistemático fraude. También encuentra el equivalente del dinero de la banda y una invitación a su mansión. Finalmente descubre en su pesquisas, que Deborah lo conoce y la obliga a confesar que es Max, que ha sido su amante durante más de 15 años y que la ayudó en su exitosa carrera. La maldice por ello y se va y ella ya no puede verse a si misma.

Noodles decide aceptar la invitación y se va a la mansión para enfrentarse a Max. Él le cuenta, que orquestó la matanza y destruyó su vida a través de contactos propios en el mundo criminal, que también controlaban a los policías que cometieron la masacre, para poder así fingir su muerte, robar el dinero de la banda y entrar con el en el mundo sindical y político bajo el nombre de Bailey sin trabas. Así pudo medrar allí con éxito y quitarle también su chica hasta que, en su codicia, le cogieron. Enfrentándose a la ruina y a ser asesinado por parte de sus cómplices en ese fraude y en todo lo que además hizo para que no hable, él averiguó el paradero de Noodles y lo atrajo a su mansión para que lo mate y así por lo menos preservar a pesar de todo parte de su dignidad. Noodles se niega a matarlo y se va de la mansión. Luego él ve desde afuera como Max se suicida. Su muerte le redime de su dolor, que le persiguió desde la masacre y puede así cerrar con su vida pasada y continuar con la presente bajo mejores condiciones.

Other Languages
srpskohrvatski / српскохрватски: Bilo jednom u Americi
მარგალური: ართიშა ამერიკას
中文: 美国往事
粵語: 義薄雲天