Égida

Atenea llevando la égida con flecos de serpientes, hidria ática de figuras negras, c. 540 a. C.
Alejandro Magno llevando en su armadura una imagen de la gorgona Medusa como égida. Museo Arqueológico de Nápoles.

La égida (en griego antiguo: αἰγίς, aigís) es uno de los elementos principales de la armadura prodigiosa de Zeus y de Atenea. Aunque las distintas tradiciones lo concebían de diversas maneras, generalmente la égida de Zeus era un escudo, y la de Atenea una coraza de piel de cabra. Por extensión, significa también ‘escudo’, ‘protección’, ‘defensa’.

La égida se mantuvo en la antigüedad como símbolo de la invulnerabilidad garantizada por los dioses. Los emperadores romanos solían ser representados con un amuleto colocado sobre su pecho, un escudo en miniatura adornado con la cabeza de Medusa.

Mitología

En la mitología griega, según Homero, la égida es el escudo o rodela de Zeus, labrado para él por Hefesto, guarnecido con borlas y que lleva la cabeza de Medusa en su centro. Originalmente símbolo de la nube de tormenta, deriva probablemente de αισσο aisso, que significa ‘movimiento rápido y violento’. Otra posible etimología es de la raíz Αιγ- Aig-, ‘ola’, como en Αιγαίον ( Egeo), ‘mar ondulado’. Cuando Zeus lo agitaba, el monte Ida se cubría de nubes, produciéndose una especie de gigantesco tornado llamado καταιγίς, los truenos caían y los hombres se llenaban de pavor; por paronomasia se habría metaforizado el nombre de tal tormenta con la palabra griega para designar a la cabra, αιχ. A veces Zeus lo prestaba a Atenea (con él aparecía en el Paladio) y, raramente, a Apolo.

En una historia posterior[2] Otros incluso dicen que la égida era la piel del monstruoso gigante Palas.

Otra versión cuenta que la égida había sido realmente la piel de la cabra usada como un cinturón para sujetar el escudo. Cuando se usaba así, se solía normalmente sujetar en el hombro derecho, y envolvía parcialmente el pecho al pasar oblicuamente por delante y unirse en la espalda al escudo bajo el brazo izquierdo. Así, por extensión, se empleaba «égida» en ocasiones para referirse al escudo que sujetaba, y en otras a una coraza, cuya función en parte asumía. De acuerdo con este doble significado, la égida aparece en obras de arte a veces como la piel de un animal cubriendo hombros y brazos, y a veces como una coraza, con un borde de serpientes correspondientes a las borlas a las que hacía referencia Homero, y normalmente con la cabeza de Medusa en el centro. Con frecuencia se la representa en estatuas de emperadores romanos, héroes y guerreros, y también en camafeos y jarrones.

También, en la mitología nórdica, el enano Fafner lleva un casco llamado égida.[3]

Other Languages
العربية: أيغيس
беларуская: Эгіда
български: Егида
brezhoneg: Aegis
català: Ègida
čeština: Aigis
dansk: Ægide
Deutsch: Aigis
Ελληνικά: Αιγίδα
English: Aegis
Esperanto: Egido
فارسی: ایجس
suomi: Aigis
français: Égide
magyar: Aigisz
Bahasa Indonesia: Aigis
Ido: Egido
italiano: Egida
日本語: アイギス
ქართული: ეგიდა
қазақша: Эгида
한국어: 아이기스
lietuvių: Egidė
Nederlands: Aegis (mythologie)
norsk bokmål: Aigis
occitan: Egida
polski: Egida
português: Égide
română: Aegis
русский: Эгида
srpskohrvatski / српскохрватски: Егида
Simple English: Aegis
српски / srpski: Егида
svenska: Aigis
Kiswahili: Egida
Tagalog: Aegis
Türkçe: Aegis
українська: Егіда
中文: 埃癸斯