Ámbar

El ámbar, árabe o succino (del latín succinum) es una piedra semipreciosa compuesta de resina vegetal fosilizada proveniente principalmente de restos de coníferas y algunas angiospermas. Etimológicamente su nombre proviene del árabe عنبر, ámbar, significando lo que flota en el mar, ya que éste flota sobre el agua del mar, aunque originalmente se refería al ámbar gris. Es de color marrón claro normalmente, aunque existen variedades amarillas y verdosas.

Colgantes de ámbar.

Origen y distribución

Los árboles producen la resina como una protección contra enfermedades e infestaciones de insectos, cuando la corteza de un árbol es herida debido a rotura o a un ataque por escarabajos de madera u otros insectos, bacterias u hongos. Después de exudar al exterior, la resina se endurece por polimerización en el interior de rocas arcillosas o arenosas, algunas veces calizas, que se formaban en zonas deltaicas de ríos, generalmente con mucha materia orgánica asociada, y se han conservado en su interior durante millones de años.

El ámbar es un resto fósil, ya que es una sustancia orgánica y su estructura no es definida. Su composición varía dependiendo del árbol del que proviene, aunque todos tienen terpenos o compuestos que son comunes en las resinas endurecidas.[1]

En Europa, el ámbar se forma a partir de la resina del Pinus succinifera, en tanto que en América proviene de la leguminosa Hymenaea courbaril, conocida en Chiapas ( México) como Guapinol, y en Nicaragua, Cuba y República Dominicana como algarrobo, perteneciente al período geológico terciario.

Ámbar dominicano.

Los colores del ámbar son muy variados: amarillo (el más común), naranja (coñac), rojo (cherry), blanco, café (cajeta), verde azulado y "negro" o musgo (tonos oscuros de otros colores), que son menos frecuentes que el amarillo. De estos colores se desprende una amplia gama de tonalidades.

El primer lugar que se tiene registrado como fuente original del ámbar es la región del Mar Báltico.[2] La pieza de ámbar más antigua trabajada por el hombre data de hace 30.000 años y se encontró en Hannover, Alemania.

En España está presente desde el Solutrense de la cueva de Altamira.

En Europa se encuentra ámbar en España, Francia, Lituania, Polonia, Alemania, Letonia y Rusia, y en América Latina se encuentra en México, República Dominicana, Nicaragua y Colombia.

En la Antigüedad se pensaba que el ámbar poseía propiedades místicas o mágicas, siendo utilizado por muchas culturas como un talismán o remedio medicinal. En Chiapas, México, el ámbar aún se usa para proteger a los niños contra el " mal de ojo". Los griegos se percataron de sus propiedades eléctricas producidas al rozar ámbar con otros objetos. De ahí la etimología de la palabra electricidad que viene del griego ἤλεκτρον (élektron) que quiere decir ámbar.

Aunque hay muchos lugares donde se ha encontrado el ámbar, este se encuentra en grandes cantidades en sólo veinte depósitos alrededor del mundo y principalmente en la Europa Oriental (Báltico), México, la República Dominicana, y últimamente se ha encontrado en Cantabria ( España) el mayor yacimiento europeo de ámbar del Cretácico.

La gran belleza del ámbar es la responsable de que haya sido considerado una sustancia preciosa, y por su origen misterioso era estimado como protección divina contra diversos daños para el portador de joyas ambarinas. Como tal, llegó también a usarse como un ingrediente en las medicinas y para propósitos religiosos.

Ya los fenicios trocaban el ámbar como una mercancía de primera importancia con los pueblos bálticos antiguos. Desde aproximadamente 3000 a. C., el ámbar báltico era cambiado por las mercancías de la Europa meridional y existían "carreteras" o rutas de comercio que cruzaban Europa y terminaban en el lejano Oriente. Alrededor de 58 a. C., el emperador romano Nerón envió a un caballero romano en una búsqueda de este "oro del norte" y trajo cientos de libras de ámbar a Roma.

En épocas posteriores, desde 1283 en adelante, los caballeros teutones, después de regresar de las cruzadas, se convirtieron en gobernadores absolutos de Prusia y de las fuentes bálticas de ámbar, así como de la manufactura de los objetos ambarinos, castigando a los transgresores con la muerte por ahorcamiento. Durante los siguientes 500 años, el ámbar fue usado de nuevo con propósitos principalmente religiosos, como por ejemplo en la fabricación de las sartas de cuentas de rosarios.

Aunque el ámbar se halla por todo el planeta, solo existen veinte regiones con las cantidades necesarias para que la explotación minera sea rentable. En la actualidad, la mayor parte se extrae en la región báltica de Europa oriental, en la República Dominicana y en algunos estados de México. La extracción es una ardua tarea. A juicio de numerosos científicos, para que la resina se transforme en ámbar, ha de permanecer enterrada, normalmente en arcilla húmeda o sedimentos arenosos. Muchas de las minas de la República Dominicana se hallan en elevaciones escarpadas cubiertas de exuberante bosque subtropical, accesibles sólo a pie o en burro y a las que se llega por empinados senderos de montaña. Algunas minas son pozos anchos y profundos, mientras que otras son galerías estrechas de hasta 200 metros de longitud. Como la maquinaria y los explosivos quiebran el ámbar, los mineros han de extraerlo cuidadosamente a mano —con cinceles, picos y palas— de la dura arenisca y la arcilla compacta, a menudo con una vela por única iluminación.

Other Languages
Afrikaans: Barnsteen
aragonés: Ambre
العربية: كهرمان
مصرى: كهرمان
asturianu: Ámbare
azərbaycanca: Kəhrəba
žemaitėška: Gintars
беларуская: Бурштын
беларуская (тарашкевіца)‎: Бурштын (каштоўны камень)
български: Кехлибар
bosanski: Ćilibar
буряад: Хуба
català: Ambre
čeština: Jantar
kaszëbsczi: Jantôr
Cymraeg: Ambr
dansk: Rav
Deutsch: Bernstein
Ελληνικά: Κεχριμπάρι
English: Amber
Esperanto: Sukceno
eesti: Merevaik
euskara: Anbar
فارسی: کهربا
suomi: Meripihka
français: Ambre
Nordfriisk: Rääf
Frysk: Barnstien
galego: Ámbar
עברית: ענבר
हिन्दी: कहरुवा
hrvatski: Jantar
Հայերեն: Սաթ
Bahasa Indonesia: Ambar
Ido: Sucino
íslenska: Raf
italiano: Ambra (resina)
日本語: 琥珀
қазақша: Янтарь
한국어: 호박 (화석)
Kurdî: Karîban
Latina: Sucinum
Limburgs: Barnsjtèè
lumbaart: Ambra (raza)
lietuvių: Gintaras
latviešu: Dzintars
македонски: Килибар
မြန်မာဘာသာ: ပယင်း
Nāhuatl: Āpozonalli
Plattdüütsch: Barnsteen
Nederlands: Barnsteen
norsk nynorsk: Rav
norsk bokmål: Rav
occitan: Ambre
ਪੰਜਾਬੀ: ਕਹਰੁਵਾ
polski: Bursztyn
پنجابی: عنبر
português: Âmbar
română: Chihlimbar
русский: Янтарь
srpskohrvatski / српскохрватски: Jantar
Simple English: Amber
slovenčina: Jantár
slovenščina: Jantar
српски / srpski: Ћилибар
svenska: Bärnsten
தமிழ்: அம்பர்
тоҷикӣ: Каҳрабо
ไทย: อำพัน
Tagalog: Amber
Türkçe: Kehribar
татарча/tatarça: Гәрәбә
українська: Бурштин
oʻzbekcha/ўзбекча: Kahrabo
Tiếng Việt: Hổ phách
Winaray: Amber
ייִדיש: בורשטין
中文: 琥珀
粵語: 琥珀