Álvaro Retana

Álvaro Retana
Álvaro Retana.png
Información personal
Nacimiento 26 de agosto de 1890 Ver y modificar los datos en Wikidata
Batangas, Filipinas Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 1970 Ver y modificar los datos en Wikidata
Torrejón de Ardoz, España Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Escritor, periodista, dibujante, modisto, letrista y músico Ver y modificar los datos en Wikidata
[ editar datos en Wikidata]

Álvaro Retana Ramírez de Arellano ( Batangas, Filipinas, 26 de agosto de 1890 - Torrejón de Ardoz, Madrid, 1970) fue un escritor, periodista, dibujante, modisto, músico, libertino y letrista de cuplés español.

Biografía

Retana, que relataba a menudo que había nacido en altamar frente a las costas de Ceilán cuando sus padres viajaban durante su luna de miel a Filipinas para provocar a los bienpensantes,[2] Escribió novelas que se hicieron populares, siguiendo el gusto sicalíptico de la época, sobre la sociedad galante y frívola del Madrid más decadente.

Sus primeras crónicas, llenas de humor, aparecieron en 1911 en Heraldo de Madrid firmadas con el seudónimo de Claudina Regnier.[3] Su primera obra extensa fue la colección de cuentos Rosas de juventud (1913), dentro de la estética del Decadentismo y con una muy brillante prosa. Colaboró luego en El Diario de Huesca con el seudónimo "César de Maroto", en La Mañana, El Liberal, La Tribuna, Revista de Varietés, La Esfera, Nuevo Mundo, La Novela Corta, Mundo Gráfico, Estampa, La Novela de Hoy, Informaciones y Blanco y Negro (1928-1936). También en la revista Élite de Caracas (1951). Usó además los seudónimos Carlos Fortuny y El Petronio español del siglo XX.

Destacó como novelista, letrista y periodista, aunque también era músico (introdujo la música de jazz en Madrid), dibujante y modisto (en los años veinte, treinta y cuarenta creó vestuario y figurines para cabaret y music-hall, géneros que en España se denominaban “ revista”, de forma que sus imaginativos diseños para bailarinas y vedettes representan una de las cimas del arte aplicado al género ligero). Fue también un erudito de los géneros populares: compuso una Historia del arte frívolo y una Historia de la canción española,[3] además de unas sesenta novelas cortas y otras más extensas. Colaborador de revistas cómicas como La Vida y Flirt.

Fue el mejor escritor de novelas eróticas de su época, escritas casi todas entre 1917 y 1922 en las colecciones La Novela Corta y La Novela de Hoy. Desenfadado y frívolo, estaba muy lejos de la seriedad de su gran competidor Antonio de Hoyos y Vinent. En sus novelas, caracterizadas por una gran ironía, aparece la bisexualidad. El también novelista Joaquín Belda dijo de él: «no embarcó en sus naves de autor a ningún pasajero que no estuviese adornado por lo menos con un pecado, mortal de necesidad».[3]

Es también el autor de las letras de conocidas tonadillas, couplets, como el Ven y ven que cantaron Aurora Jufret y " La Goya",[7] Dio asilo en Madrid a cantantes de jazz norteamericano, que le describían como una especie de Noel Coward muy popular.

Durante la dictadura de Miguel Primo de Rivera, y a raíz de la publicación en las colecciones de Artemio Precioso de novelitas galantes, y entre ellas una pieza de Valle-Inclán en la que quiso verse retratado, el dictador lo procesó y asimismo a Ramón María del Valle-Inclán y a toda su corte, la plana mayor del Decadentismo español, Joaquín Belda, Antonio de Hoyos y Vinent y Álvaro Retana, que tuvieron que irse a París. Antes, Retana había sido encarcelado así mismo por delito de imprenta.

Durante la Guerra Civil Española acudía a las manifestaciones obreras vestido con un mono de seda. Tras el conflicto español, debido a su fama de rojo y mariquita, fue denunciado y apresado en casa de Ángel Pedrero y condenado a muerte por poseer objetos de culto litúrgico utilizados sacrílegamente. Solicitó, y consiguió, la intervención del Papa Pío XII en su favor y le conmutaron la pena de muerte por la de 30 años de prisión, de los que cumplió 9 en la prisión de Porlier, en Madrid, saliendo en libertad en 1948, aunque sin su plaza de funcionario en el Tribunal de Cuentas.

Falleció en Torrejón de Ardoz el 10 de febrero de 1970, de muerte natural, en su casa, calle Luis Fernández núm 20. Tenía 79 años y dejó un hijo llamado Alfonso Retana Tejeiro.

Other Languages